Obispos de Bolivia lamentan las muertes por la crisis en Nicaragua

Obispos de Bolivia lamentan las muertes por la crisis en Nicaragua

Los obispos de Bolivia lamentaron hoy la violencia y los centenares de fallecidos que ha dejado hasta el momento la crisis en Nicaragua y convocaron a una jornada de oración este domingo por la paz en el país centroamericano.

El secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Aurelio Pesoa, leyó un comunicado en el que esa entidad expresa su "hondo pesar" por la "situación de violencia, represión y muerte que ha costado" cientos de vidas y más de un millar de heridos sin que hasta el momento haya una solución "adecuada".

"Una vez más se constata que proyectos que comenzaron con un ideario de cambio social, se transforman en proyectos de poder autoritario, cuando no están fundamentados en valores humanos y cristianos o se pierde de vista el servicio al bien común, que legitima toda autoridad", señaló la CEB.

También manifestó solidaridad con los miembros de la Iglesia católica en Nicaragua "que siguen extremando esfuerzos para instalar un diálogo responsable y están dando muestras de una ejemplar valentía en su defensa de los más pobres".

"Llamamos también a los países hermanos y organismos internacionales a buscar caminos, desde la solidaridad, para que en Nicaragua brillen la paz y la justicia y se eviten los enfrentamientos y la muerte", concluye el comunicado.

Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Daniel Ortega también como presidente.
Las protestas se iniciaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

Más de 350 personas han muerto en Nicaragua, jóvenes en su mayoría, de las que los manifestantes, organismos locales de derechos humanos y entes internacionales, incluida la ONU, responsabilizan a la represión de las fuerzas de seguridad y grupos armados a afines al Gobierno de Daniel Ortega.

El Gobierno nicaragüense rechaza estos señalamientos y asegura que "grupos terroristas", en alusión a los manifestantes, intentaban un "golpe de Estado".

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó ayer una resolución que pide a Ortega apoyar "un calendario electoral" acordado en el diálogo nacional, mediado por la Iglesia católica, en una fórmula que busca elecciones anticipadas como vía para salir de la crisis.

La resolución fue aprobada con el voto a favor de 21 de los 34 miembros activos de la OEA, mientras que tres (Nicaragua, Venezuela y San Vicente y las Granadinas) votaron en contra y se registraron siete abstenciones y tres ausentes, entre ellos Bolivia, cuyo Gobierno es aliado de Ortega. EFE

EA

Categoria: