Obséquiale un orgasmo a tu pareja sin tocar sus genitales

 Obséquiale un orgasmo a tu pareja sin tocar sus genitales

Estudios sugieren que se pueden generar sensaciones placenteras y obtener orgasmos por medio de otros estímulos más allá de la estimulación genital.

Zonas erógenas del cuerpo

Existen partes del cuerpo tan sensibles que recibir una sesión de besos y caricias puede resultar muy excitante para hombres y mujeres. Algunas personas pueden alcanzar un orgasmo ante la estimulación de estas zonas a partir de labios y la lengua.

• La boca es el principal órgano sensorial. Hay mujeres que afirman haber alcanzado el clímax sólo besando y otras, aseguran haber experimentado orgasmos practicando sexo oral a su pareja.

• Los pezones: Son una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo. Muchas mujeres pueden experimentar orgasmos muy satisfactorios a parir de caricias y besos. Los pechos comparten nervios con la vagina y otras partes de los genitales, que terminan en una sección del cerebro relacionada al orgasmo.

• Cuello y hombros: Muchas personas logran orgasmos inusuales por tener una piel hipersensible especialmente en esta zona.

• Entrepierna: Se pueden realizar masajes desde las rodillas hacía arriba. También ofreciendo ligeros roces al inicio de los labios mayores pero sin tocar los genitales.

• En el caso de los hombres, estimular oralmente el pulgar puede ser de lo más placentero. La yema del dedo está conectada directamente con el glande. Puedes dar pequeños masajes o mordiscos.

Jugar con las distintas zonas erógenas de nuestro cuerpo es un recurso perfecto para salir de la monotonía.

Estar en contacto con el cuerpo de la otra persona, acariciarse, mantener el contacto visual, besarse lentamente y sentir. Es fundamental para la relación tomarse el tiempo necesario para deleitarse en pareja y disfrutar al máximo del encuentro sexual.

¡Manos a la obra para lograr el éxtasis en cuerpo y alma!

Fuente: Nosotras

RA

Categoria: