Observatorio registra 2.721 muertes sospechosas de COVID-19 en Nicaragua

Observatorio registra 2.721 muertes sospechosas de COVID-19 en Nicaragua

El independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 informó este sábado que 2.721 personas han fallecido en Nicaragua con síntomas de la COVID-19 o por neumonía, incluido 14 en la última semana.

El observatorio, una red de médicos y voluntarios de toda Nicaragua, también reportó 10.258 casos sospechosos de la enfermedad hasta el pasado 16 de septiembre, superior a los registros brindados por el Ministerio de Salud.

Hasta el martes pasado, las autoridades de Salud reportaban 4.961 casos confirmados, 1.125 activos, 3.689 recuperados y 147 fallecidos, para una tasa de letalidad del 3 %.

El Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega no ha precisado el número de pruebas que ha realizado y se ha limitado a informar del número de casos confirmados, las muertes y recuperados.

Observatorio dice que se desconoce magnitud de pandemia

Asimismo, el observatorio señaló que los nicaragüenses "continuamos sin conocer la verdadera magnitud de la pandemia", los resultados de las pruebas diagnósticas realizadas y si se han realizado estudios de prevalencia en el país.

"¿Cómo se están expresando las secuelas COVID-19 en la población nicaragüense que fue afectada?. Las secuelas del COVID-19 pueden ser de varios tipos, tanto físicas como psicológicas y económicas. Dependen en gran parte de la gravedad de la enfermedad y de la atención médica que recibió el paciente", explicó.

Agregó que aunque ha disminuido la información de casos y muertes, la única lectura posible de los más recientes reportes de COVID-19 es que la existencia de un único caso o una muerte significa que el virus sigue circulando y por ello el riesgo de infección, enfermedad o muerte, sigue estando presente.

Por otro lado, ese observatorio señaló que el perfil de las personas más vulnerables son varones, personas mayores de 60 años, y las que padecen enfermedades crónicas y que tienen mayor riesgo de desarrollar la enfermedad en sus formas más severas.

"Exigimos que el Ministerio de Salud cumpla con su responsabilidad de regir la salud pública, que incluye informar a la población para que conozca sus riesgos y de esta manera sepa cómo protegerse", planteó.

El Ejecutivo ha sido criticado desde diversos sectores por promover eventos masivos y aglomeraciones a contracorriente de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y por no haber suspendido las clases presenciales en medio de la pandemia y apenas establecer restricciones.

El presidente Daniel Ortega se ha declarado en contra de la campaña "Quédate en casa" porque, a su juicio, destruiría la economía local, que se ha contraído los dos últimos años y que es mayoritariamente informal.EFE

IR

Categoria: