Ocho días de incendios en Canaima

El capitán Miguel Matany, primer comandante de los Bomberos Forestales y director general de Inparques, fue el vocero autorizado quien dijo “que para el final del día de hoy martes -ayer- estará totalmente liquidado el incendio desatado desde hace una semana, el cual ha afectado unas 1.400 hectáreas”.

El representante expresó que “con el reconocimiento aéreo realizado este lunes y martes en la zona, se detectó que sólo hay un punto caliente al extremo este del área afectada, el cual requiere de un procedimiento de liquidación focalizada con descargas de agua, que se está realizando con la utilización de un helicóptero MI-17 dotado de equipo de helibalde de la Aviación Bolivariana”.

Explicó que en este tipo de eventos en zonas boscosas “el combate determinante es el que se realiza con las avanzadas terrestres, las cuales construyen a su paso las líneas de defensa o cortafuegos”.

Añadió que esta estrategia es diferente a la que se emplea en incendios en zonas de sabana y matorrales. “En este caso (zonas boscosas) los métodos de combate son de tipo indirecto y consisten en la construcción de líneas de defensa que confinan el avance de las llamas”.

De acuerdo a lo detallado en la nota tal procedimiento “permite mayor efectividad en la apertura de las líneas de defensa, que son una especie de cortafuegos que se construyen en el momento en la zona no quemada, mediante zanjas que interrumpen el combustible superficial y subterráneo, es decir, no sólo se hace el corte de vegetación a ras del suelo sino que se excava para llegar a la capa mineral y así cortar el mantillo de raíces y materia orgánica en descomposición, a través de la cual se propagan los incendios en nuestros bosques”.

Ataque terrestre

En cuanto a esto, Matany informó que lograron hacer 3.6 kilómetros de cortafuegos en una primera fase y en segundo lugar “usaron medios aéreos para la liquidación de los puntos calientes, que se inició ayer después del reconocimiento aéreo realizado ayer y hoy en la zona, mediante el cual se detectó un solo punto caliente al este de la zona afectada”.

Cabe recordar que el incendio tiene hoy 8 días y se inició entre las riberas del río Carrao y el Pozo de la Felicidad, afectando unas 1.400 hectáreas, zona que ha sido objeto de incendios en oportunidades anteriores.

Miguel Matany rememoró que ya en 2003 hubo una situación similar, cuando resultaron afectadas 6 mil hectáreas y la extinción de las llamas se logró tras 10 días de intenso combate.

Como consecuencia de esos otros incendios, “en el área han quedado troncos que no fueron consumidos totalmente por el fuego y que ahora junto con los helechales y otros matorrales distintos al bosque que han crecido en el sitio actúan como combustible ante este nuevo evento”.

Pese a que Inparques es optimista en cuanto al combate de los incendios, la intensa sequía sigue causando daños en diversos puntos del parque, en el sector oriental también hay focos ardiendo y en la zona más próxima a Santa Elena de Uairén, capital del municipio Gran Sabana, también se están quemando miles de hectáreas, por la ausencia de precipitaciones y el incremento de las temperaturas.

Fuente: Natalie García / http://www.correodelcaroni.com/index.php?option=com_content&view=article...

YU

Tags: 
Categoria: