Ofrecen recompensa por la captura del jefe talibán pakistaní Hakimullah Mehsud

Según Crowley, el grupo comandado por Meshud y Rehman ha llevado a cabo numerosos ataques contra objetivos estadounidenses, como el que en diciembre de 2009 causó la muerte de siete estadounidenses en el puesto militar de Khowst, Afganistán, y el de abril de 2010 contra el consulado estadounidense en Peshawar, Pakistán.

Los muertos por un talibán suicida en Khowst eran empleados o contratistas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y trabajaban en la operación de aviones sin piloto en ataques con misiles guiados contra objetivos talibanes en territorio pakistaní. El Departamento de Justicia, por su parte, emitió una orden de arresto contra Mehsud acusándolo de conspiración para matar en el exterior a ciudadanos estadounidenses, y conspiración para el uso de "un arma de destrucción masiva".

El grupo talibán pakistaní ha sido responsabilizado por el intento de detonación de una bomba el 1 de mayo colocada adentro de un vehículo automotor en la plaza Times Square de Nueva York, y por otros ataques en Pakistán. Therik-e-Taliban es, en realidad, una alianza de grupos militantes que opera en el noroeste de Pakistán.

Los servicios de seguridad de EEUU sostienen que la organización tiene vínculos con Al Qaeda y con grupos en Punjabi. Según la información estadounidense, Hakimulla Mehsud es oriundo de la región Kotkai en Waziristán Sur y de unos 30 años de edad, al igual que Wali Ur Rehman, que tiene unos 40 años de edad.

Crowley afirmó que el grupo tiene "una relación simbiótica con Al Qaeda, obtiene orientación ideológica de Al Qaeda al tiempo que Al Qaeda cuenta con este grupo para obtener hospitalidad en las áreas pastunes de la frontera afgano-pakistaní". "Esta cooperación mutua da a Therik-e-Taliban de Pakistán acceso a la red terrorista global de Al Qaeda y la pericia operativa de sus miembros", añadió el funcionario.

Después que el diario oficial Federal Register publicó hoy la designación formal del grupo y sus dos jefes como "terroristas", el Departamento de Justicia anunció sus propias sanciones contra el grupo y los individuos. En conjunto, las sanciones que impone el Gobierno de Estados Unidos prohíben que los estadounidenses realicen transacciones con los sancionados, congelan los activos que estos puedan tener en jurisdicción estadounidense y prohíben sus viajes a EEUU. EFE

Categoria: