Otorgan libertad condicional a la jueza Afiuni

Afiuni fue acusada de corrupción, abuso de autoridad y favorecimiento para la evasión de detenido por la liberación en diciembre de 2009 de Eligio Cedeño, un empresario que llevaba tres años detenido sin juicio, acusado de efectuar operaciones cambiarias ilegales.

La magistrada fue detenida después de que el fallecido presidente Hugo Chávez la llamara "bandida" en un acto televisado y exigiera "la máxima pena" contra ella.

Afiuni se encuentra en régimen de prisión domiciliaria desde febrero de 2010 y con prohibición de dar declaraciones a la prensa.

El abogado señaló que se espera que tras recibir la orden formal de liberación los guardias que custodian su casa se retiren y ella pueda salir de su residencia "a hacer su vida normal" con una presentación periódica ante el tribunal cada 15 días.

La medida de libertad condicional que le fue otorgada impide que pueda salir del país "sin autorización del tribunal" y la prohibición de declarar tanto a los medios nacionales como internacionales, señaló Graterol.

La medida judicial se produce después de que la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, solicitó el pasado viernes sustituir la medida de prisión domiciliar por otra "menos gravosa" como la presentación cada quince días ante un juzgado.

Graterol se había quejado esta misma semana del retraso en la actuación de la jueza del caso, Marilda Ríos, en lo que calificó como "trato cruel, innoble y degradante" en contra de la magistrada procesada "porque no puede jugarse con la expectativa de libertad de un ciudadano".

El caso de Afiuni ha motivado críticas de organismos de derechos humanos como Amnistía Internacional (AI), que considera que en esta causa hubo una "indebida interferencia política".

Chávez denunció en diciembre de 2009 que la liberación de Cedeño fue planificada por abogados del empresario, la jueza Afiuni, secretarias y alguaciles del tribunal con una citación a una audiencia sin la presencia del fiscal del caso, en la cual se le liberó para que saliera por una puerta secundaria del tribunal.

Afiuni es procesada en estos momentos en un tribunal tras meses de parálisis de la causa por la negativa de la magistrada a presentarse en el juicio.

La audiencia judicial finalmente comenzó a finales de noviembre y se encuentra en la fase de presentación de testigos, aunque ella ha rechazado acudir a las vistas y es juzgada en ausencia.

Afiuni reveló en un libro que durante su detención fue víctima de una violación, que quedó embarazada y tuvo un aborto natural. Sin embargo, cuando la Fiscalía pidió que ratificara su denuncia se negó a hacerlo.EFE

Categoria: