El paraiso de los fetichistas: Muñecas hinchables con personalidad y con motor propio

Maquilladas y vestidas con lencería sugerente y tacones de aguja, son una auténtica incitación a la lujuria. Hay modelos para todos los gustos; cabello, co­lor de ojos y de piel a elegir. Su tacto se acerca al humano y hay modelos masculinos y transexuales. Entre ellos arrasa la saga de las Honey Dolls, creadas por la compañía japonesa Axis. Jadean al ser es­timuladas y, con sus sensores, emiten sonidos cuando su amante les roza determinadas zonas. Su esqueleto articulado permite un gran repertorio de posturas sexuales.

Muneca hinchable

Fuente: http://www.quo.es/sexo/curiosidades/muneca_hinchable

Categoria: