Skip to main content
“Pasó histórico” en España para proteger a los niños migrantes

“Pasó histórico” en España para proteger a los niños migrantes

UNICEF y otras organizaciones defensoras de los niños y jóvenes migrantes consideran “un paso histórico” que el Gobierno de España haya aprobado la reforma del Reglamento de Extranjería, para facilitar la integración de estos menores.

La reforma “va a beneficiar a miles de jóvenes, que han estado padeciendo durante años las terribles consecuencias que ha tenido en sus vidas un reglamento que tan solo ponía obstáculos y barreras insalvables a su integración, especialmente en su tránsito a la vida adulta”, aseguran en un comunicado.

Con el nuevo Reglamento se asegura que todos los menores de edad que lleguen solos a España y se encuentren bajo la protección de la Administración estén debidamente documentados, y puedan tramitar sus autorizaciones de residencia, que, a partir de 16 años, llevarán aparejadas siempre el permiso para trabajar. “De esa manera se pone fin al sinsentido de tener miles de jóvenes indocumentados o con un permiso para vivir en España pero que no les permite trabajar”, aseguran las organizaciones.  

Esa autorización no caducará al cumplir los 18 años. 

Lo que más preocupa a las entidades es el destino de los jóvenes que no podrán acogerse a la reforma por tener alguna causa pendiente o antecedente penal, “a pesar de que pudiera explicarse como consecuencia de la situación de abandono en la que la propia Administración les dejó”.

10.000 niños han sido asesinados o mutilados en Yemen

El conflicto de Yemen acaba de alcanzar otro hito vergonzoso: 10.000 niños y niñas han sido asesinados o mutilados desde que se iniciaron los combates en marzo de 2015. Eso es el equivalente a cuatro niños al día.

“¿Tenemos que seguir añadiendo niños a esta lista miserable, día tras día, mes tras mes, año tras año? Yemen es el peor lugar del mundo para ser niño; increíblemente, va a peor”, dijo James Elder, portavoz de UNICEF, que matizó que estos son solo los casos que la ONU ha podido verificar.

En Yemen, cuatro de cada cinco niños necesitan ayuda humanitaria, es decir, más de 11 millones. Unos 400.000 niños y niñas sufren desnutrición aguda grave.

Con los niveles de financiación actuales, y sin que se ponga fin al conflicto, UNICEF no puede llegar a todos estos menores y advierten de que “sin más apoyo internacional morirán más niños y niñas”.

UNICEF apoya el tratamiento de la desnutrición aguda grave en 4100 ambulatorios y centros, proporciona transferencias en efectivo a 1,5 millones de hogares cada trimestre, lo que beneficia a alrededor de nueve millones de personas y lleva agua potable a más de 5 millones de personas.

La agencia necesita urgentemente más de 235 millones de dólares para continuar con su trabajo hasta mediados de 2022. De lo contrario, se verán obligados a reducir o detener esta ayuda vital a los niños y niñas. ONU/ YS (Foto: ONU)