Una perra chihuahua heredó una fortuna de ¡8.3 millones de dólares!

Pero un cáncer mortal puso fin a su absurdo dispendio el pasado marzo.

Tras su fallecimiento, destino de sus bienes había estado en discusión ya que su único hijo, Bret Carr, pretendía impugnar el testamento argumentando que su madre, que paciente oncológica terminal, tenía problemas con las drogas y sufría de un trastorno bipolar, según señala The New York Post.

Fuente: http://www.ciudad.com.ar/2010/06/18/actualidad/02203134.html

Categoria: