Pese a detección de anomalías, Washington permite a British Petroleum mantener pozo sellado

"Autorizo a BP a continuar estas pruebas integrales por 24 horas más y reitero nuestra firme posición de que este examen sólo puede seguir adelante si continúan realizando un riguroso monitoreo para detectar cualquier signo de que las pruebas estén empeorando la situación en su conjunto", indicó Allen en un comunicado.

El anuncio de la semana pasada de que BP detuvo el flujo de crudo con un nuevo embudo, incrementó la esperanza de que finalmente la pesadilla que viven los comunidades costeras desde hace tres meses llegue a su fin.

Sin embargo, tres "anomalías" fueron detectadas en las cercanías del pozo, informó Allen en conferencia de prensa este lunes.

En primer lugar se detectó una fuga a tres kilómetros del pozo, distinta de la fuga responsable de la marea negra, y cuya naturaleza Allen no precisó. Esta fuga, dijo, "no está vinculada" al pozo de PB.

Luego se observaron "varias anomalías (...) en un radio de unos cientos de metros" del pozo, agregó el responsable del gobierno sin precisar su causa. Por último, los ingenieros observaron que salían "burbujas" del embudo instalado por BP para contener el petróleo que emana del pozo.

Allen indicó que las autoridades no creen que las anomalías detectadas "tengan incidencia" en las operaciones contra la marea negra.

Los residentes en el Golfo, que han visto cómo el crudo tamizó el paisaje de la costa, afectando la economía local desde la explosión de la plataforma Deepwater Horizon en abril, reaccionaron con cautela ante la noticia de que un nuevo embudo estaba controlando el derrame de crudo.

Las mediciones de la presión luego de colocado el embudo han crecido sostenidamente desde el comienzo de las pruebas el jueves en la boca del pozo, que llega hasta cuatro kilómetros de profundidad bajo el suelo marino.

El desempeño del embudo y su mecanismo de sellado es observado por medio de datos sísmicos, de sonar y de imágenes tomadas por robots en las oscuras profundidades del Golfo de México. Con esos datos los expertos intentan identificar posibles escapes de gas o de crudo en las formaciones rocosas del suelo del Golfo, a 1.500 metros bajo el lecho marino.

BP dijo este lunes en un comunicado que los 3.950 millones de euros que lleva desembolsados debido al derrame incluyen el pago de 67.500 indemnizaciones que suman 207 millones de dólares.

El monto incluye los gastos de contención y limpieza del petróleo, la perforación de pozos de derivación, las garantías a los estados con costa en el Golfo y el dinero pagado al gobierno de Estados Unidos, agregó la firma británica. AFP

Categoria: