Petróleo "escondido" afectará por décadas al Golfo de México predicen científicos

"Esto puede implicar menor recolección de especies marinas, tanto invertebradas -por ejemplo camarones- como vertebradas -todo tipo de peces-, hasta tanto esos hábitats se recuperen completamente, en un período de tiempo que desconocemos. Pero pueden ser décadas, no pocos años".

Para explicar la desaparición de gran parte del petróleo que conformaba una gigantesca marea negra, el científico Joe Lepo, del Centro de Diagnóstico Medioambiental de la Universidad del Oeste de Florida (UWF), dijo a la AFP que se trata de "un tipo de crudo relativamente liviano que probablemente pierde el 50 por ciento de su masa con la exposición al aire, por evaporación de sus fracciones más delgadas. Y mucho petróleo ciertamente está bajo el agua".

Michael Hirshfield, jefe de científicos de Oceana y vicepresidente para América del Norte de esa organización, señaló que "está claro que gran cantidad de petróleo nunca llegó a la superficie y permaneció bajo el agua", según dijo a la AFP.

"Lo preocupante es el impacto de ese petróleo en criaturas que no son visibles desde las costas, como el plancton, los huevos de peces y larvas, los peces adultos, tiburones, mamíferos marinos y corales", dijo.

La expedición de Oceana, que se inicia el 7 de agosto, buscará determinar en que condiciones se encuentran esas criaturas marinas, además de obtener información que sirva de base para analizar los efectos a largo plazo.

"Nadie sabe con certeza durante cuánto tiempo el petróleo será tóxico bajo agua. Eso es algo que esperamos poder documentar", agregó Hirshfield.

"Una catástrofe como ésta nunca ocurrió antes", dijo el científico de Oceana, cuya gran preocupación es el impacto de los contaminantes del petróleo "en especies como las tortugas marinas y el atún, que ya estaban en serios problemas".

Pero "la buena noticia es que exámenes realizados a peces del Golfo capturados en aguas abiertas mostraron que estaban en buen estado, lo que indica que en el futuro los peces estarían bien, aunque probablemente no haya tantos como antes si el petróleo mata los huevos, larvas y peces jóvenes", consideró.

El mayor problema de contaminación a largo plazo, según Lepo, estará "en los bañados o pantanos costeros por el tipo de sedimentos naturales, que contienen" pues "tienden a tener una concentración más alta de materiales oleofílicos", que se unen a componentes del petróleo.

Además son un tipo de sedimentos que no favorecen la biodegradación del crudo, explicó el científico de la UWF.

Expertos de BP señalaron en los últimos días que el impacto sería "bastante menor" en las costas y que los pantanos costeros, vitales en el sistema de reproducción de aves y peces, estarían recuperados para la primavera.

Pero Ortner rechazó tal argumentación: "Me sorprendería mucho si no hubiera alquitrán en los bañados que esté afectando negativamente la flora y la fauna en los próximos años".

"En otros derrames, en los bañados hubo petróleo por años", coincidió Hirshfield. "Los expertos de BP han minimizado constantemente los impactos del desastre. Habrá petróleo que se disolverá y otra parte quedará allí", señaló. Entre tres y 5,2 millones de barriles de crudo se vertieron al Golfo de México durante tres meses hasta que BP logró detener la fuga el 15 de julio.

El petróleo cubrió más de 1.000 km de costas y playas en los estados de Luisiana, Misisipi, Alabama y Florida, en el sureste estadounidense, y obligó a clausurar la pesca en más de un cuarto del Golfo de México, un paraíso de esta industria, donde se obtienen langostas, cangrejos, ostras y todo tipo de peces.

Sólo en Luisiana, el estado más afectado por la contaminación, la pesca generaba recursos anuales por 2.400 millones de dólares y proveía más de un tercio de la producción de ostras del país. AFP

Categoria: