Precio del pescado fresco sigue inflándose

Esto significa que en un año el precio de los llamados frutos del mar experimentan un incremento promedio de 27,5% en sus presentaciones más económicas. Así se evidencia de un recorrido efectuado ayer por Últimas Noticias en dos supermercados, dos mercados municipales y dos pescaderías independientes capitalinas.

"Los precios han estado subiendo constantemente en las tres últimas semanas", dijo el dueño del puesto de venta de pescados y mariscos del mercado de Chacao, quien recalcó que "en algunas especies -como el mero y el pargo- el precio ha subido más de 50%; eso es un abuso, no voy a vender pescado fileteado hasta después de la Semana Santa".

Agregó que hasta hace dos semanas compraba al mayorista el kilo de curvina y de róbalo en un promedio de BsF 26, "ahora no lo consigo por debajo de BsF 35", lo que representa un alza de casi 35%.

El precio del bocachico, que para febrero había aumentado 53% en relación al año anterior, en un mes volvió a subir, ahora 13%, para promediar esta semana BsF 26 el kilo.

La situación se pone más crítica a medida que se buscan especies más exquisitas. Un kilo de salmón, pargo o mero, oscila entre BsF 44 y BsF 70, dependiendo del punto de venta; hasta hace un mes estos mismos rubros estaban entre BsF 42 y BsF 58 el kilo.

Causas diversas. Los comerciantes aseguran que cada vez que se acerca la festividad de la Semana Santa, el precio de las especies marinas se incrementa; pero este año se une la entrada en vigencia de la prohibición de la pesca de arrastre industrial, que surtía gran parte del mercado.

"Esos precios no bajarán porque no hay abundancia, hay poco pescado y poca variedad; los pescadores artesanales no pueden cubrir la demanda y aprovechan para vender más caro", recalcaron en una pescadería independiente del centro de la ciudad.

Las especies que más subieron entre febrero y marzo son curvina, róbalo, bocachico, jurel, parguito, atún, calamar y merluza.

"La gente se queja y comienzan a buscar las más baratas y rendidoras, como parguito, corocoro, tahalí, roncador, cataco y bocachico".

Los comerciantes reportan ventas muy bajas: "esta semana ha estado muy floja, esperemos que las ventas mejoren con la Semana Santa".

Como la espuma. De los seis establecimientos visitados, sólo en tres había sardina fresca entera, cuyo precio oscila entre BsF 6 y BsF 9 el kilo; hace un mes el producto -regulado para la venta al público en BsF 2,24 el kilo- estaba entre BsF 5 y BsF 7. "Compro la caja de 10 kilos de sardina fresca a BsF 50; la tengo que vender por lo menos en BsF 7 el kilo para complacer a los clientes", dijo un comerciante.

Ultimas Noticias
Gabriela Iribarren
http://www.cadenaglobal.com/noticias/default.asp?Not=210415&Sec=8

YU

Categoria: