Presumen que intoxicación fue por queso contaminado

Algunos debieron pasar la noche en un hospital, pero ayer todos fueron dados de alta.

Además de los pequeños, tres maestras y dos obreros del plantel también se intoxicaron. "Se presume que fue por el queso, porque representantes nos han informado que varios adultos consumieron el queso, no en cachapa sino en arepa, y presentaron los mismos síntomas que los niños: diarrea, náuseas, vómitos y dolor abdominal", informó Rubén Mindiola, director nacional del Programa de Alimentación Escolar (PAE), del Ministerio de Educación, quien ayer visitó los tres hospitales donde ingresaron los niños afectados, así como el preescolar.

Mindiola indicó que en el simoncito estudian 160 niños, pero el miércoles asistieron 109. Sólo dos no resultaron afectados por el desayuno.

De los 59 niños que ingresaron al hospital J. M. de Los Ríos, ayer en la mañana quedaban sólo dos hospitalizados, pues aún presentaban diarrea; al final de la tarde les dieron de alta. Al Vargas ingresaron 45 y 11 se quedaron hospitalizados; todos regresaron a su casa en la mañana, informó el director, Francisco Hernández. También los 10 pequeños que estaban en los Magallanes de Catia fueron dados de alta.

El director del PAE informó que ayudarán a los representantes que no puedan costear el tratamiento médico.

La comida. El PAE tiene varias maneras de hacer llegar la comida a los 14 mil planteles nacionales que atienden. Entre ellas, cooperativas que llevan los platos listos a la institución y proveedores que llevan los alimentos para que las "madres elaboradoras" preparen el menú en el centro educativo; en el preescolar Samuel Robinson, ubicado en El Retiro, parroquia Altagracia, se trabaja con la segunda modalidad. El proveedor (Hipermercado de Alimentos SS) llevó el martes la harina, queso empaquetado y guayabas. "Las madres elaboradoras prepararon el desayuno en el colegio", explicó Mindiola.

Al Instituto Nacional de Higiene llevaron el jugo, queso y cachapa para ser analizados.

El presidente del instituto, Jesús Querales, informó que les harán pruebas bacteriológicas y epidemiológicas, y que hoy podrían tener los resultados.

Las autoridades del PAE suponen que la responsabilidad es del proveedor. En ese caso, el Ministerio de Educación (ME) decidirá multarlos o suspenderlos. Mindiola señaló que están alerta ante denuncias de este tipo y pidió a los padres y madres hacer contraloría, que "estén alerta cuando lleguen los alimentos y verifiquen la cantidad y las condiciones".

En el preescolar, las clases están suspendidas "hasta nuevo aviso", dice un cartel. Nadie quiso dar información.

Fuente:
Cadena Global

Categoria: