Presuntos colectivos estarían amenazando a Marvinia Jiménez

Sin el collarín y sin los morados en su rostro producto de la golpiza, en la que también participaron efectivos, en la redacción de El Carabobeño la mujer denunció el acoso de presuntos colectivos. Hombres en moto que rondan su casa, la siguen e incluso dan vueltas en los alrededores del colegio de su hijo.

Hasta ahora los motorizados no la han agredido físicamente, pero la intimidación ha sido fuerte. “Desde afuera de la casa gritan consignas a favor de Nicolás Maduro y cuando me ven suenan muy fuerte las motos”.

El caso de Marvinia ha recorrido el mundo y la actuación de la GNB ha quedado a la vista de todos. Agradecida con los medios de comunicación, aseguró que ha sido una ventana importante para conocer lo que en realidad sucedió, a diferencia de otros casos donde no han quedado registros audiovisuales, pero sí las marcas de quienes han sido torturados por protestar.

Sin Miedo

El día que la dama, de piel oscura y refinada forma de hablar, fue apresada y llevada al Comando Regional Nº 2 (Core 2), observó que un hombre de camisa amarilla la seguía y que se quedó en la recepción del comando, lo que le causó sospecha.

Al ser trasladada a la clínica donde fue atendida, Marvinia visualizó de nuevo al hombre y entendió que la estaba siguiendo. “No tengo miedo por mí, sino por mi familia”, dijo con firmeza. Aseguró que su voz no será callada.

Agresora Sigue libre

A pesar de quedar demostrado el ataque contra la dama, quien solo manifestaba por un mejor futuro, la agresora sigue libre. “En la Fiscalía 28 nos dijeron que la tenían en buen resguardo y cuando fuera el momento la presentarían. También comentaron que no me preocupara porque ella no va a escapar”, sentenció la dama con impotencia.

Eliécer Jiménez, representante del Foro Penal Venezolano y quien ha acompañado a la joven madre, recalcó que esto es un delito pues existen las pruebas para que la agresora esté presa. Recordó que no solo fue ella quien se ensañó sino los efectivos que estaban allí por lo que ellos también deben ser presentados pues son cómplices.

Sin Protección

Marvinia ya había denunciado la presencia de los colectivos, y por ello el Tribunal Sexto acordó que fuera la Policía de Valencia velara por la custodia. Los funcionarios solo cumplieron el mandato por unos días y desde entonces se está violando la medida. “Es difícil creer en las instituciones, pero sé que la justicia triunfará”.

El abogado defensor aclaró que las peticiones son claras, principalmente cuatro: que el Ministerio Público se pronuncie con respecto a las denuncias. Tener acceso a los expedientes, no solo de Marvinia sino de Juan Carrasco, Geraldine Moreno, Génesis Carmona y otros que han sido víctimas de abusos.

Revisar el incumplimiento de la Policía de Valencia, por no continuar la protección a la agredida. El último punto es una exhortación al Ministerio para que investigue los hechos con transparencia y veracidad. El abogado instó a las víctimas a denunciar cualquier abuso pues mientras más silencio exista, más víctimas aparecerán.

“No sabemos porqué no quieren mostrar los expedientes. Estamos muy preocupados porque se están ocultando los documentos”.

Fuente: El Carabobeño

AJ

Categoria: