El pueblo japonés donde cazan delfines se prepara para ataques de ecologistas

La película, grabada en buena parte con cámaras ocultas, documenta la captura de delfines en esta localidad de 3.500 habitantes, donde alegan que la caza de estos cetáceos, que se lleva a cabo entre setiembre y abril, es una tradición centenaria.

Una vez capturados, los delfines son sacrificados para consumir su carne o bien se mantienen con vida para venderlos a acuarios de todo el mundo.
El gobernador de la provincia de Wakayama -donde se encuentra Taiji-, Yoshinobu Nisaka, insistió en que el objetivo del refuerzo de la seguridad es “reprimir las actividades claramente delictivas”.

En Japón, el documental “The Cove” generó un amplio debate y provocó además una oleada de protestas acompañada de una agresiva campaña que hicieron que algunos de los cines que habían anunciado su estreno, en julio de 2010, optaran por cancelarlo.EFE

Categoria: