Puerto Rico lucha por recuperarse luego de tres años del paso del huracán María

Puerto Rico lucha por recuperarse luego de tres años del paso del huracán María

Puerto Rico sigue tres años después del paso del huracán María luchando por recuperarse de la violenta tormenta con unas 23.000 personas aún sin techo y casi 50.000 millones de dólares asignados por Estados Unidos que no lucen en el día a día.

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, a punto de cumplirse 3 años de la devastación de María, encabezó este jueves una mesa redonda con motivo del histórico acontecimiento en la que lanzó el mensaje de que a pesar de la percepción de que no han llegado los fondos federales para la reconstrucción sí hay ayudas disponibles.

Wanda sostuvo que, de hecho, hay actualmente 17 programas de ayudas federales para distintos sectores afectados y 10.000 millones de dólares disponibles.

"Hay 2.000 millones disponibles, por ejemplo, para municipios", dijo Vázquez, después de destacar que hay que ayudar a las alcaldías para que el dinero llegue más rápido.

"De los 78 municipios solo 19 han solicitado fondos", aseguró la gobernadora, para quien esa es la mejor muestra de que dinero hay y que el problema es que las administraciones no han sabido o tenido capacidad para hacer las solicitudes.

Dijo que otra muestra son los 92 millones de dólares que existen para que sean empleados en ayudas para los agricultores que sufrieron pérdidas por María, que hasta el momento apenas se han beneficiado de los fondos.

El Ejecutivo puertorriqueño ha desembolsado más de 102 millones de los 3.207 millones que tiene disponibles en fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR) para la reconstrucción de viviendas y bajo el cual el gobierno federal ha prometido entregar 20.000 millones de dólares.

Fruto de ese esfuerzo más de 100 viviendas nuevas se han construido y entregado a personas cuyas viviendas quedaron dañadas por el huracán María.

El coordinador federal de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) para Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos, Alex Amparo, dijo que en el último año se pusieron en marcha 3.000 proyectos, mientras que solo en el último mes 400.

Amparo dijo que FEMA, tras el paso de María, inicialmente dispuso 2.000 millones de dólares para carreteras, puentes, semáforos y ayudas para viviendas, lo que permitió restablecer parte de los daños causados por el huracán.

El funcionario federal destacó que hay además 8.300 millones de dólares que se destinarán a dragados de ríos y embalses.

El secretario del Departamento de la Vivienda, Luis Fernández, dijo que tras el huracán se aprobaron otros 2.000 millones de dólares para vivienda.

El huracán María provocó el colapso de los sistemas eléctrico y de telecomunicaciones, que quedaron completamente devastados.

María dejó ráfagas de hasta 300 kilómetros por hora que provocaron que el servicio eléctrico no se recuperara en algunas áreas hasta un año después.

La falta de electricidad fue uno de los motivos que llevó a cerca de 200.000 puertorriqueños a abandonar la isla entre los meses de septiembre y diciembre de 2017 en busca de mejores condiciones de vida en Estados Unidos, principalmente en el estado de Florida.

Muchas personas se vieron forzadas a abandonar Puerto Rico a causa de que sus viviendas quedaron gravemente dañadas.

El huracán provocó daños en más de 470.000 viviendas y la destrucción total de cerca de 30.000 casas.

Los datos oficiales señalan que todavía hoy, 3 años después, hay cerca de 23.000 personas en viviendas con techos provisionales.

Para paliar el desastre, el Congreso en Washington asignó casi 50.000 millones de dólares para fondos de recuperación para Puerto Rico por los daños de María, de los que se han acordado contratos por la mitad y han llegado a los beneficiarios poco más de 16.000.

Puerto Rico calculó en 94.000 millones las ayudas necesarias

Tras el terremoto, el Gobierno de Puerto Rico calculó que requeriría al menos 94.000 millones de dólares para la recuperación y reconstrucción de la isla, tras una catástrofe que dejó 2.975 muertes.

Además de daños materiales difíciles de cuantificar, el huracán María provocó cerca de 3.000 muertos, aunque ha habido controversia sobre la cifra real de fallecidos.

El Gobierno defendió durante meses la cifra de 64 muertos en la que pocos creían y que fue elevada a 2.975 cuando un estudio independiente del Instituto Milken de Salud Pública de la Universidad de Washington hizo público el resultado de su investigación.

La población de Puerto Rico se redujo un 4,3 % en 2018, el mayor descenso en la historia moderna de la isla y que es atribuido a la masiva emigración reportada ese año, la más alta desde 2006, debido al devastador paso del huracán María.

Ese fue el mayor decrecimiento poblacional en la historia moderna de la isla, que en 2018, un año después del paso del huracán contaba con 3.195.153 habitantes.

Otro de los problemas que contribuyeron a frenar la recuperación fue que las compañías aseguradoras adeudan todavía millones de dólares a cientos de personas, empresas y entidades gubernamentales.

EFE / MV

Categoria: