QAnons: Teoría de conspiración de moda en la elección presidencial de EE.UU

QAnons: Teoría de conspiración de moda en la elección presidencial de EE.UU

En España, Brasil, Alemania y Venezuela hay un amplio número de cuentas relacionadas a los Q que están propagando teorías, fakenews y fanatizando a la audiencia.

Imágenes con la “Q” ruedan por internet; noticias sobre niños presuntamente raptados por elites; de planes para legalizar la pedofilia y mensajes referentes a cultos inundan las mensajerías digitales.

Es posible ver en Twitter o Facebook comentarios sobre el magnate húngaro George Soros y de Bill Gates diciendo que el COVID-19 es mentira y que los demócratas son parte de una conspiración para darle un Golpe de Estado a Trump . Sí, una de estas cosas habrás leído este año y seguramente te preguntaras de dónde salió. La respuesta es simple y con un nombre raro: Los QAnons.

QAnon es una teoría de conspiración nacida en 2017 en el foro de internet, 4Chan según la cual, existiría una organización conformada por elites del Partido Demócrata, los medios de comunicación y varias elites económicas que controlan el mundo y que realizan un culto satánico y pedófilo. Mientras, el presidente Trump sería el enviado para acabar con todo esto y por eso la gran conspiración buscaría evitar por todos los medios que el Presidente logre su objetivo

Sí, tal y como lo ves esta teoría es bastante jalada por los pelos y sí, tampoco hay pruebas que confirmen su veracidad. Aun así, la influencia en redes sociales ha sido exponencial siendo una de las principales herramientas que han usado los fervientes seguidores del presidente Trump para fanatizar y unirse en torno a una causa.

Y es que su relevancia no queda en foros de internet o en algunos círculos de supremacistas blancos. La teoría ha llegado a ser aceptada y promovida por varios candidatos republicanos al congreso y se ha expandido fuera de las fronteras llegando a países de habla hispana como España y Venezuela. Sí, hay un segundo virus que no está siendo contabilizado por las organizaciones de salud y no hay vacuna desarrollándose para acabar con él.

De Pizzagate a QAnons

Para comenzar esta historia hay que retroceder al año 2016, en ese entonces los candidatos para la Casa Blanca eran Trump y Hillary Clinton, es en esta última en la que nos vamos a enfocar.

En marzo de ese año, el correo del asesor de campaña de Clinton, John Podesta fue hackeado, parte del material obtenido fue filtrado por WikiLeaks en octubre en lo que se supone fue una respuesta del equipo de campaña de Trump a los videos publicados por los demócratas donde el candidato aparecía haciendo cometarios que fueron considerados como machistas o sexistas.

Durante esta filtración, un usuario de Twitter de nombre David Goldberg, publicó un tweet donde afirmaba que la policía de Nueva York había encontrado una red de pedofilia en la que estaría involucrada Clinton.

A partir de este tweet la noticia se fue esparciendo por internet y por foros de ultraderecha que fueron agregándole detalles tales como que el FBI había confirmado la información y que estaban investigando. Portales de ultraderecha como Infowars la publicaron. Se hicieron foros en Reddit para investigar el tema y en Twitter se volvió tendencia.

Todo este frenesí llegó al extremo cuando, el 4 de diciembre del 2016, Edgar Maddison Welch de 28 años llegó desde Carolina del Norte hasta la pizzería Comet Ping Pong en Washington portando un rifle de asalto con la misión de rescatar a los niños que tendrían escondidos en ese local.

El resultado: no había tal red de pedofilia, nadie salió herido y el señor Maddison Welch terminó arrestado, todo por un video en YouTube que éste vio y que trató de usar para reclutar a varios amigos para su quijotesca misión.

En resumen, unos correos en donde se menciona varias veces la palabra “pizza” fueron la base para que un grupo de ultraderecha formulara una teoría en la que se acusaba a una serie de políticos de tener una red de pedofilia en pizzerías lo que generó que una persona llegara con un rifle a una de ellas.

Esta fue la semilla que originó el fenómeno “Q” . Si bien esta teoría aparece por primera vez en 4Chan en el 2017 en los posts del usuario “Q Clearance Patriot”, no fue sino hasta este año cuando explotó. Primero, la teoría de conspiración según la cual la canción de Justin Bieber, “Yummi” es un mensaje codificado que alertaría sobre la pedofilia en Hollywood se hizo tendencia en redes.

En Latinoamérica, el youtuber de misterio, Dross hizo un video que se hizo viral en la comunidad hispana llegando a tener 3 millones de visualizaciones en dos días y haciendo tendencia el hashtag #Pizzagate. Tanto en Twitter como TikTok las teorías se hicieron tendencia hasta que la compañía prohibió esta etiqueta en la plataforma de videos cortos en agosto de este año.

Aunque a principios de año el tema de pizzagate volvió a ser tendencia fue con la pandemia por el coronavirus cuando los QAnon se volvieron relevantes. Debido a la incertidumbre y desesperación causada por la cuarentena la búsqueda de una explicación aumentó y encontró en los mensajes del QAnon una fuente interminable de teorías. Posts y videos en YouTube acusando a China o diciendo que el virus era una mentira de la organización satánica que buscaba acabar con Trump se hicieron relevantes. Podemos apreciar que el número de búsquedas en Google y YouTube del término “QAnon” aumenta a partir de marzo, y vuelve a tener un pico justo entre agosto y septiembre, dos de los meses claves de la campaña y justo después de las protestas sociales en EEUU.

Todo esto ha hecho que el FBI ya los considere una posible amenaza terrorista interna debido a su extremismo que se expresa en comentarios en los que afirman que lucharán por defender al presidente en una posible derrota en las elecciones, y su pasado relacionado con el caso Pizzagate

¿De qué va todo esto?

Como ya hemos dicho, esta teoría tiene muchas ramas. Todo se basa en que en el mundo habría una organización que controla los medios, Hollywood y a los políticos para lograr el control del mundo y poder realizar sus rituales satánicos en donde la pedofilia sería parte fundamental. Para detenerlos estaría Trump, que se enfrentaría a una serie de ataques que van desde su intento de impeachment en 2019 hasta el coronavirus que, según varios miembros como el youtuber Dustin Nemos, es un invento de la prensa para dañar la imagen del presidente.
Los “Q Warriors” o guerreros Q dicen que un día llegara “The Storm” o la tormenta que acabará con los miembros de la secta gracias a una operación liderada por el Presidente que organizará una gran redada; y luego viene “The Great Awakening” o el gran despertar que será el día donde todos los ciudadanos libres nos daremos cuenta de lo que estaba pasando.

Si revisamos, estos dos eventos tienen nombres relacionados con temas bíblicos como por ejemplo el diluvio que sucede en el pasaje del Arca de Noé y tienen relación a temas como el milenarismo y el apocalipsis.

A su vez, según esta teoría, varios famosos de Hollywood entre los cuales resalta Tom Hanks, consumen adrenocromo , un compuesto químico que dicen sirve para ayudarlos y que, debido a que se está reduciendo el número de tráficos de menores, este compuesto a escaseado y que por eso los famosos se veían deteriorados durante la pandemia.

Como ven tenemos una parte del Pizzagate, tenemos temas religiosos y todas las teorías conspirativas relacionadas al COVID-19 que van desde que es una mentira hasta que es producto de las antenas 5G y Bill Gates. Por último, hay que mencionar que varias veces se han sacado elementos del “Protocolo de los Sabios de Zion”, libro antisemita utilizado por Hitler cuando escribió Mein Kampf; para usarlos en sus teorías. Sí, hasta temas relacionados al nazismo hay en todo esto debido a que George Soros, millonario húngaro y judío sería parte de la conspiración.

Su influencia en la elección

Como ya hemos visto nos encontramos con un grupo de personas con tendencia a la ultraderecha que pregonan que el presidente Trump es el líder de un gran evento para salvar al mundo. El problema es que, por más que se haya desmentido, hay bastante gente que cree completa o parcialmente en esta teoría.

Entre las cosas que hay que comentar está el hecho de que Trump jamás le ha quitado veracidad a los planteamientos que proponen. La vez que se le preguntó se limitó a decir que conocía poco sobre dicha teoría y que apreciaba su apoyo.

“No sé mucho sobre el movimiento, pero sí sé que yo les agrado bastante, algo que aprecio” dijo Trump en una rueda de prensa de la Casa Blanca en agosto del 2020.

Por otro lado, está el hecho de que hasta 20 candidatos al congreso por el partido republicano han mostrado su apoyo al movimiento y han compartido propaganda al respecto e imágenes con la famosa Q

Según un reportaje de la revista Forbes, uno de cada tres republicanos cree que la teoría es “mayormente cierta” y 2 de cada 3 creen que tiene parte de verdad. Mientras, 4% de los demócratas cree que algunas partes son ciertas, pero 72% responde que es completamente falsa.

Tenemos así a candidatos que abiertamente apoyan al movimiento, a un presidente que no desmiente y que, gracias a sus comentarios, ayuda a que la teoría pueda seguir agregando detalles, y a una población fanatizada en torno a una causa que ellos consideran “noble”.

En entrevistas al New York Times, el doctor Marc-André Argentino de la Universidad de Concordia quien se ha encargado de estudiar este caso, explicó que “todo el mundo está de acuerdo con que el tráfico de niños está mal y el argumento que hace QAnon es si tu estás en nuestra contra, estás a favor del tráfico de niños”. En pocas palabras, basándose en una idea noble como la lucha contra el tráfico infantil, se ha ido propagando una serie de ideas absurdas que van desde el antisemitismo hasta el satanismo. Todo esto en medio de un ambiente electoral donde hay una crisis económica, protestas sociales y una incertidumbre lo que genera, como se explicó antes, un interés en una búsqueda de la verdad y la unión al nivel de fanatismo en torno a un tema.

Estamos viviendo en vivo y en directo la formación de un culto de tamaño internacional. En España, Brasil, Alemania y Venezuela hay un amplio número de cuentas relacionadas a los Q que están propagando teorías, fakenews y fanatizando a la audiencia. Todo esto aumentando la desinformación, los problemas sociales, la polarización y por supuesto la incertidumbre en un mundo que cada vez está más en crisis.

Al final, a los únicos que les conviene esto es a quienes quieren usar el caos para su beneficio. Crear una masa social que crea fielmente en un ideal y que esté dispuesta a luchar por él; que divida a la sociedad entre quien cree y los que no; y que se fanaticen entorno a un líder único porque ese es “el elegido” es algo viejo y no necesito mencionar ejemplos porque sobran. La única forma de luchar contra esto es por la vía de la razón y la información. No propagar fakenews, en los grupos alertar de esto y siempre evitar a quien hable de paraísos terrenales y utopías. @dald96

Daniel Limongi – Informe21
Fuentes:
https://www.vox.com/policy-and-politics/2018/8/1/17253444/qanon-trump-co...
https://www.theguardian.com/world/2020/sep/20/the-qanon-conspiracy
https://www.forbes.com/sites/tommybeer/2020/09/02/majority-of-republican...
https://youtu.be/8_fn-a5qmxY
https://en.wikipedia.org/wiki/QAnon

Categoria: