Sarkozy exige la liberación de la ciudadana francesa juzgada por espionaje en Irán

Reiss fue arrestada en Teherán, capital de Irán, el pasado 1 de julio en el aeropuerto de Teherán por cargos de espionaje y de incitación a la violencia cuando se disponía a abandonar el país, donde estuvo cinco meses impartiendo clases de francés en la ciudad de Isfahan. "Está acusada de recolectar información y de alimentar el desorden público", según la agencia semioficial de noticias Fars.

El director de la división Política y de Seguridad de la Embajada Británica en Irán, Hosein Rasam, que también está siendo juzgado este sábado en Teherán por delito de espionaje, ha declarado que las autoridades británicas "interfirieron claramente" en los disturbios postelectorales registrados tras las elecciones presidenciales del pasado 12 de junio, según informa la agencia semioficial iraní Fars.

Conspiración contra la seguridad

Reiss y Rasam están siendo juzgados en estos momentos por un tribunal iraní junto a un grupo de simpatizantes moderados a los que se les acusa de organizar las protestas que estallaron tras las elecciones del pasado 12 de junio en las que el presidente Mahmud Ahmadineyad revalidó su cargo tras unos polémicos comicios.

La semana pasada, cerca de un centenar de simpatizantes de la línea política "moderada" en Irán, fueron acusados de varios cargos entre los que se incluye el de conspirar contra la seguridad nacional, lo que está castigado con la pena de muerte, según la ley iraní.

Fuente: 20minutos.es

MG

Categoria: