Socialismo del siglo 21 e inseguridad: ONU denuncia fuerte aumento de homicidios e impunidad en Ecuador

"No obstante, las estimaciones proporcionadas por las autoridades gubernamentales indican que sólo el 1,3% de las muertes denunciadas a la Policía terminaron efectivamente en una sentencia condenatoria, y es casi seguro que esta tasa está sobreestimada", aseguró el relator.

El problema es más crítico si se tiene en cuenta que en la provincia de Sucumbíos (frontera norte con Colombia), una de las más violentas del país, sólo se denuncia uno de cada cuatro homicidios, agregó.

"Esto podría llevar la tasa general a un nivel menor al 1% y daría a Ecuador una de las tasas más bajas de condena por muertes que he encontrado en país alguno", lamentó Alston.

El enviado llamó la atención sobre los asesinatos cometidos por sicarios, e indicó que "por lo menos un 14% de las muertes (violentas) que suceden en Ecuador cada año se dan a manos de asesinos a sueldo".

Empero, el problema "no ha recibido la importancia que merece, en particular por parte de la Policía", dijo Alston, que acusó a ese organismo de estar involucrado en ejecuciones extrajudiciales y "encubrirlas" atribuyéndolas a "ajustes de cuentas" entre delincuentes.

"Si bien el gobierno ha tomado medidas para solucionar el problema, está muy claro que la tasa de resolución de este tipo de casos sigue siendo demasiado baja", añadió, indicando que en algunos casos un pistolero mata a su víctima por 20 dólares.

El ministro de Seguridad, Miguel Carvajal, dijo que el gobierno estudiará el informe antes de emitir una opinión. "Haremos lo que corresponda hacer, tanto para expresar nuestros puntos de vista como hacerle llegar las opiniones u observaciones que tengamos", declaró.

Alston también denunció la crítica situación de violencia en la frontera con Colombia, y dijo que en el último mes fueron asesinadas 30 personas en Sucumbíos después de que ex paramilitares colombianos anunciaran una campaña de "limpieza social".

"En las últimas cuatro a seis semanas, un estimado de 30 cuerpos (...) fueron encontrados a lo largo de una carretera principal en Putumayo", indicó, subrayando que la guerrilla colombiana de las FARC (marxista) y los paramilitares de ultraderecha se pelean esa ruta para el tráfico de drogas y armas.

Alston manifestó igualmente que los campesinos de las provincias ecuatorianas de Esmeraldas (noroeste y también fronteriza con Colombia) y Sucumbíos están a merced de los grupos ilegales colombianos, y sufren atropellos de las fuerzas de seguridad de ambos países.

Las agresiones se intensificaron tras el bombardeo colombiano contra una base clandestina de las FARC en Sucumbíos, en marzo de 2008, en el que murieron 25 personas incluido el número dos del grupo, Raúl Reyes, y a raíz del cual los militares ecuatorianos reforzaron su presencia en la zona, aseguró.

Ante este panorama, Alston recomendó al gobierno ecuatoriano crear una comisión de expertos que proponga reformas al sistema policial, formular una estrategia contra el sicariato, aumentar el número de jueces y ampliar el programa de protección de víctimas. AFP

Categoria: