El sospechoso del ataque de Detroit se declara no culpable