Skip to main content
Talibanes piden ayuda internacional, mientras Afganistán lidia con el terremoto

Talibanes piden ayuda internacional, mientras Afganistán lidia con el terremoto

Los talibanes de Afganistán pidieron ayuda internacional el jueves mientras el país devastado por la guerra lucha por lidiar con las secuelas de un poderoso terremoto que mató al menos a 1.000 personas, hirió a muchas más y destruyó casi 2.000 hogares.

El sismo de magnitud 6,1 sacudió las provincias del este y sureste de Afganistán, en la frontera con Pakistán, durante la madrugada del miércoles. Las autoridades dijeron que la calamidad había enterrado a familias enteras, incluidas mujeres y niños, bajo los escombros en los distritos de las provincias más afectadas, Paktika y Khost.

El jueves, las autoridades y los trabajadores humanitarios lucharon por llegar a la zona del desastre, citando la falta de comunicaciones y redes viales adecuadas en algunas de las áreas más pobres y remotas de Afganistán. Las zonas más afectadas carecen de infraestructura para soportar calamidades como el terremoto de esta semana, el peor en dos décadas, reseña La VOA

Las fuertes lluvias y los deslizamientos de tierra también obstaculizaron los esfuerzos de rescate, lo que obligó a las familias desplazadas a pasar la noche sin ningún refugio. El director provincial de salud, Hematullah Esmat, dijo a los medios locales que al menos 3.000 familias necesitaban ayuda humanitaria urgente solo en Paktika.

Abdul Qahar Balkhi, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores talibán en Kabul, dijo que las víctimas necesitaban urgentemente alimentos, agua potable, medicamentos, equipos médicos móviles, ropa de abrigo y refugio.

“Pero aún más crucial para EEUU poner fin a la actitud insensible hacia la vida de los afganos levantando las sanciones y descongelando los activos afganos para que las personas puedan reconstruir sus vidas destruidas por dos décadas de ocupación y este último desastre natural”, dijo Balkhi a la VOA.

“Las personas y las agencias de socorro que quieren ayudar a reconstruir la vida de las familias, la mayoría de las cuales han perdido [su] único sostén económico en el terremoto, no pueden enviar el dinero que tanto necesitan. Esta crueldad depravada debe terminar con urgencia”, argumentó Balkhi.

Dijo que el gobierno desplegó rápidamente algunos helicópteros para ayudar en los esfuerzos de rescate, pero que necesitaban más porque los equipos de rescate de emergencia y la ayuda humanitaria tienen que ser entregados por aire.

Balkhi reiteró que la mayoría de los aviones afganos fueron "dañados sin posibilidad de reparación o llevados a terceros países por Estados Unidos" antes de que los talibanes tomaran el poder en agosto pasado.

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas dijo el jueves que las evaluaciones posteriores al desastre aún estaban en curso, pero que había desplegado rápidamente equipos de alimentos y logística para brindar ayuda de emergencia a unos 3.000 hogares iniciales en las áreas afectadas por el terremoto.

"El pueblo afgano ya se enfrenta a una crisis sin precedentes después de décadas de conflicto, una grave sequía y una recesión económica", dijo Gordon Craig, director adjunto del PMA en el país.

“El terremoto solo se sumará a las necesidades humanitarias ya masivas que soportan a diario, incluso para los casi 19 millones de personas en todo el país que enfrentan hambre aguda y requieren asistencia”, agregó Craig. VOA/ YS (Foto: Twitter)