Teléfono celular frena una bala a quemarropa y le salva la vida a su dueño

Camarena fue baleado por un supervisor de construcción, furioso por haber sido sustituido.

Camarena se subió a un piso cuando sintió una quemadura cerca de su estómago, cuando la bala golpeó el teléfono Nextel escondido en un bolsillo de su campera.

"Gracias a Dios por el teléfono", dijo el hombre de 54 años, que escapó con sólo un rasguño de pocos centímetros.

El sospechoso, que la policía se negó a identificar, huyó y sigue en libertad.

Fuente: Contexto

EA

Categoria: