Terminales terrestres lucieron desolados durante el tercer día del asueto de Carnaval

Terminales terrestres lucieron desolados durante el tercer día del asueto de Carnaval

Según empleados de las empresas de transporte este año se ha registrado una baja afluencia de viajeros en comparación con años anteriores

Durante el tercer día del asueto de Carnaval, las instalaciones terminales de autobuses de Caracas lucieron desoladas. Este año han sido pocos los ciudadanos que decidieron viajar durante esta temporada, debido a las dificultades para costear los pasajes de ida y vuelta, además de la comida y otros gastos necesarios para hacer el recorrido, según lo informaron taquilleros de empresas de transporte del Terminal de Oriente.

"En comparación con el año pasado, el terminal está desolado, muy poca gente ha comprado pasajes para salir este fin de semana largo, algunos porque no tienen para pagar y otros porque estamos pasando por una situación difícil y prefieren quedarse en sus casas", según informó uno de los cajeros.

El empleado del terminal aseguró que "en 2018 se vio más gente en cada temporada alta, y Carnaval no fue la excepción. Incluso, la gente se quedaba a dormir en el lugar para conseguir pasaje para el día siguiente. En cambio, ahora solo se ven las pocas personas que esperan los autobuses de Sitssa. porque son los más baratos".

Yelitza Gónzalez, quien esperaba en el terminal para viajar en los autobuses de Sitssa con destino a Maturín, afirmó que la empresa del estado "solo tiene un autobús para cada destino, por esta razón tengo que quedarme a dormir en el terminal. Las líneas privadas tienen más unidades, pero sus tarifas son excesivamente altas".

Señaló que, mientras Sitssa cobra "6 mil bolívares hasta Maturín, los privados cobran entre 15 mil y 17 mil bolívares".

Comerciantes de la estación informaron que "hemos tenido pocas ventas, debido a la falta de viajeros durante la temporada".

Rayman Pedrosa expresó que en años anteriores "durante la temporada alta faltaba espacio para caminar dentro de la estación, pero ahora solo se puede observara a la gente que espera para viajar en los autobuses del gobierno".

En el terminal de La Bandera, la situación no es distinta, ya que los empleados de las líneas privadas informaron que "no hay muchos temporadistas, algunos han viajado, pero por razones distintas a vacacionar. Sin embargo, han sido pocos los pasajes que hemos vendido".

Fuente: El Universal

IR

Categoria: