Skip to main content
Terremoto en Haití deja cerca de 1.300 muertos

Terremoto en Haití deja cerca de 1.300 muertos

La cifra de muertos subió a 1.297 el domingo después de que un devastador terremoto azotara Haití un día antes, dijeron las autoridades civiles.

El servicio de Protección Civil de Haití dijo que el número de heridos también aumentó a 5.700. Los hospitales estaban luchando por hacer frente a los que habían llegado para recibir atención, informa VOA.

Las autoridades continuaron buscando sobrevivientes después del terremoto de magnitud 7,2 que azotó el sábado por la mañana. El sismo se centró cerca de la ciudad de Petit-Trou-de-Nippes, a unos 125 kilómetros al oeste de la capital, Puerto Príncipe, a una profundidad de 10 kilómetros, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

El terremoto, que dañó casas, carreteras y puentes en la península suroeste del país, desplazó a miles de personas.

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, dijo el domingo: "Debemos trabajar juntos para brindar respuestas rápidas y efectivas a esta situación extremadamente grave". Había volado a Les Cayes el sábado para inspeccionar los daños.

Para agravar las dificultades que enfrenta el país, se emitió una alerta de tormenta tropical para toda la costa de Haití y República Dominicana. Se espera que la Depresión Tropical Grace traiga fuertes lluvias a la isla el lunes, lo que provocará inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra.

Muchos residentes de Les Cayes, la tercera ciudad más grande del país con una población de 90.000 habitantes, permanecieron al aire libre durante la noche, mientras las réplicas continuaban sacudiendo el área hasta el domingo.

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo el sábado que el terremoto aumentó el riesgo de deslizamientos de tierra en el área, lo que es una gran preocupación ya que la depresión tropical Grace, degradada desde tormenta tropical el domingo, azota la isla La Española.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos pronosticó que es probable que la tormenta llegue a La Española el lunes y caerán de 10 a 20 centímetros de lluvia en Haití y República Dominicana, al occidente y este de la isla, respectivamente.

Las fuertes lluvias podrían desencadenar deslizamientos de tierra, obstaculizando los esfuerzos de búsqueda y rescate y paralizando la ayuda que llega a las áreas afectadas.

La República Dominicana y México estuvieron entre los países que enviaron alimentos y medicinas a Haití. Cuba envió un equipo de atención médica de 235 miembros a Haití.

Samantha Power, administradora de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), dijo el domingo que Estados Unidos había desplegado un equipo de búsqueda y rescate urbano de 65 personas con equipo especializado, así como suministros médicos, como parte de su respuesta al desastre.

Bruno Maes, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Haití, dijo a Reuters que la ONU estaba "pidiendo un corredor humanitario en Haití para permitir una transferencia más rápida y segura de bienes y personas".

"Realmente estamos abogando para que los grupos armados permitan que esta ayuda humanitaria llegue a la gente lo antes posible", dijo.

Debido a preocupaciones de seguridad, Jery Chandler, jefe de la Agencia de Protección Civil de Haití, dijo a Reuters que mientras las autoridades trabajaban para crear acceso para la ayuda a través de Martissant, el gobierno enviaba la mayor parte de la ayuda en helicópteros, aviones y barcos.

En Les Cayes el domingo, las redes sociales y los informes por cable mostraban a los rescatistas, algunos con equipo pesado, buscando sobrevivientes entre los escombros.

"Gracias a Dios y también a mi teléfono, estoy vivo", dijo Marcel Francois a la agencia France-Presse (AFP), quien fue rescatado de su casa derrumbada de dos pisos en Les Cayes.

Su hermano menor, Job Francois, dijo que Marcel Francois había llamado desesperado, diciendo: "'Ven a salvarme, estoy debajo del cemento' ... Me dijo que no podía respirar, que se estaba muriendo".

Los vecinos y Job pasaron horas liberándolo a él y a su hija de 10 años de los pesados escombros, informó AFP.

Hace poco más de un mes, se agravó la crisis en la empobrecida nación, después de que el presidente Jovenel Moise fue asesinado en su casa el 7 de julio y su esposa, Martine Moise, resultó herida en el ataque.

Los grupos de ayuda humanitaria dijeron que el terremoto solo agravaría el sufrimiento en Haití.

"Nos preocupa que este terremoto sea solo una crisis más a la que ya enfrenta el país, incluido el empeoramiento del estancamiento político después del asesinato del presidente, el COVID y la inseguridad alimentaria", dijo Jean-Wickens Merone, portavoz de World Vision Haití, a la AP. VOA / EA (foto: VOA)