Una tormenta amenaza los esfuerzos de British Petroleum en el Golfo para controlar el derrame

BP anunció el viernes que sus gastos vinculados a la marea negra del Golfo de México se elevan hasta ahora a 2.350 millones de dólares.

Esta suma incluye el conjunto de los gastos efectuados por el grupo para contener y limpiar el petróleo, la perforación de pozos de auxilio, la ayuda suministrada a los estados ribereños, los daños y reembolsos, y el dinero pagado a las autoridades federales, detalló BP.

El grupo británico, que se comprometió bajo presión de la Casa Blanca a separar 20.000 millones de dólares para indemnizar a las víctimas del derrame, repitió que es demasiado pronto para cifrar el costo final de la catástrofe.

Una posible tormenta tropical amenaza además las costas estadounidenses del Golfo de México. Los meteorólogos anticipan que fuertes vientos barrerán la región durante el fin de semana o a comienzos de la semana próxima sin poder decir cuál será la potencia del ciclón.

"Eso será una novedad y no hay manual de uso", dijo Thad Allen, el jefe de la Guardia Costera de Estados Unidos, consultado por la cadena CNN sobre la llegada de este fenómeno natural.

"Se ha estado haciendo una extraordinaria cantidad de planeamiento entre la gente del comando nacional del incidente y los mandos en el terreno", agregó Allen en momentos en que la temporada de tormentas tropicales y de huracanes está comenzando en la región del Golfo.

Tras haber ensuciado las costas de Luisiana, Misisipi y Alabama, la marea negra ahora amenaza Florida, uno de los destinos turísticos más importantes del mundo con 80 millones de visitantes al año.

Las autoridades decidieron el jueves prohibir el baño en el noroeste del Estado, desde Perdido Key, en el límite de Alabama, hasta la playa de Pensacola y la isla de Santa Rosa, unos 70 km más al este.

"Hay petróleo en el agua y en la arena. Se ha izado la doble bandera roja sobre las playas, lo que significa que está prohibido bañarse", indicó Warren Bielenberg, director del Parque Nacional de las Islas del Golfo.

Las autoridades pusieron en marcha operaciones para impedir que el petróleo alcance las playas de Florida, que cuenta con 2.000 km de costas, fuente de ingresos y de empleos para el turismo y la pesca, aún más importantes en un período de dificultades económicas. AFP

Categoria: