Tragedia en el Mediterráneo se cobra la vida de 40 personas

Al menos 40 personas han muerto, probablemente por asfixia, cuando se encontraban a bordo de un pesquero en el que unos 400 inmigrantes habían partido desde Libia con destino a Italia y que fueron socorridos hoy por la Marina Militar italiana.

En curso las actividades (de rescate) en una barcaza por parte de la Nave 'Cigala Fulgosi' #MarinaMilitare. Salvados numerosos inmigrantes. Al menos 40 muertos".

Este era el mensaje publicado en la red social de Twitter con el que la Marina confirmaba la noticia poco después de las 12:00 hora local (10:00 GMT).

A bordo de la embarcación iban cerca de 400 inmigrantes, de los cuales la Marina pudo salvar a unos 300 "de varias nacionalidades, entre ellos 45 mujeres y tres menores", según confirmó Massimo Tozzi, comandante de la nave de la Marina Militar "Cigala Fulgosi", unidad responsable de este rescate.

Hablar de números en momentos como este resulta complicado para las autoridades italianas, e inicialmente el comandante Tozzi confirmó el rescate de 319 personas, aunque la última cifra facilitada por la Marina en su perfil de Twitter ha sido reducida hasta los 312 salvados.

Junto a estos, la Marina halló los cadáveres de "al menos 40 personas", aunque la cifra podría variar, según apuntó Tozzi, pues "aún se está procediendo al recuento de las víctimas mortales".

Además, en el lugar del suceso, a unas 21 millas de las costas de Libia, está desplegado un dispositivo de salvamento que peina la zona en busca de posibles desaparecidos.

Esta nueva tragedia en las aguas del Mediterráneo se produjo a primera hora de la mañana, cuando un helicóptero de la Marina Militar italiana avistó esta embarcación, que se encontraba "en dificultad" y que "ya había comenzado a hundirse", tal y como aseguró el almirante Pierpaolo Ribuffo.

Fue entonces cuando se dio el aviso de alarma y el barco "Cigala Fulgosi" de la Marina, que navegaba en las inmediaciones, se desplazó hasta el lugar para iniciar las labores de rescate.

Cuando miembros de la Marina comenzaron a poner a salvo a los ocupantes del pesquero, descubrieron que muchos de ellos viajaban en la bodega, localización reservada para quienes pagan menos a las mafias de tráfico de personas para llegar a Europa y donde precisamente estaban los cerca de cuarenta cuerpos sin vida.

"Encontramos una escena de gran impacto emocional: había varios cadáveres inmersos en agua, restos de combustible y excrementos humanos", lamentó el comandante Tozzi.

La causa más probable del deceso de estas personas, según las sospechas de la Marina Militar, es que murieran "por asfixia", aunque las circunstancias aún deben ser esclarecidas.

Los supervivientes han sido sometidos a reconocimiento médico y actualmente se encuentran a bordo de las naves de la Marina italiana, a la espera de ser trasladados a algún puerto del sur país del país, adonde llegarán previsiblemente mañana.

Se trata de la enésima tragedia que sucede en el Mediterráneo dentro de la crisis migratoria sin precedentes que afecta a Europa.
El ministro del Interior de Italia, Angelino Alfano, reiteró hoy su llamamiento a la comunidad internacional para que ponga en marcha acciones que solucionen este problema y que eviten que vuelvan a repetirse dramas como este.

"La crisis en Libia es un volcán activo que se encuentra no frente a Italia, sino a Europa", insistió Alfano en rueda de prensa, y añadió que "o la comunidad internacional pone en marcha acciones para evitar la crisis en Libia o esta tragedia no será la última".

Libia se encuentra inmersa en una crisis desde la caída del régimen del dictador fallecido Muamar el Gadafi y se ha convertido en el principal punto de salida hacia Europa para quienes intentan huir de la escalada de violencia en la región o en sus países de origen.

La Agencia de Naciones Unidas para los refugiados, ACNUR, denunció hoy que "el número de muertes que se suceden en el Mediterráneo es extremadamente alto y absolutamente inaceptable".

Desde que comenzara el 2015, han muerto 2.030 personas en el Mediterráneo, según denunció recientemente la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), mientras que el pasado año fallecieron 1.607.

Además, el número de inmigrantes que han cruzado el Mediterráneo en lo que va de año para llegar a Europa se sitúa ya en 237.000 y ha superado el total de los que consiguieron cruzar el pasado año, cuando lo hicieron 219.000 inmigrantes, según datos de la OIM.

La Comisión Europea ha pedido una respuesta global y conjunta con los países de origen y tránsito a la crisis migratoria del Mediterráneo y valentía para llevar a la práctica las medidas que ya se han acordado a escala comunitaria.

"Es muy fácil llorar delante de la televisión cuando se ven estas tragedias, pero es más difícil levantarse y asumir responsabilidades", declararon en un comunicado conjunto el vicepresidente primero de la Comisión, Frans Timmermans; la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, y el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopulos.

EFE / LD

Categoria: