Tremendo susto pasaron 53 pasajeros de Venezolana de Aviación en el Aeropuerto de La Chinita

Luego de recibir autorización de la torre de control de La Chinita, el capitán comenzó a dar potencia a los motores del avión siglas YV295T, el cual comenzó a desplazarse por la pista a gran velocidad. En cuestión de segundos la turbina izquierda, signada con el número uno, explotó. "Se escuchó como un golpe fuerte y se sintió como si se espichara un caucho", contó Mayela Rincón, quien ocupaba el asiento 6A, justo al lado de dicho motor.

En ese momento todos los pasajeros se alertaron y mientras la aeronave se estremecía, la tripulación activó los procedimientos de emergencia para abortar el despegue, por lo que el avión comenzó a perder velocidad sobre el asfalto.

Viviana Lenarduzzi viajaba con su esposo e hijos. Indicó que "fue un momento muy tenso y no sabíamos qué pasaría. Por suerte fue en tierra, porque si hubiésemos despegado quizás se habría convertido en un accidente grave".

El avión se detuvo cerca del final de la pista, donde fue interceptado por un camión de los Bomberos que apagó las llamas que comenzaron a salir del motor, el cual expulsaba una gran cantidad de humo negro. Durante unos 20 minutos los 53 viajeros observaban desde el interior del Boeing la actuación del cuerpo de rescate.

La situación se controló y la aeronave fue remolcada hasta la terminal internacional para el desembarque de los pasajeros, quienes tuvieron que esperar al menos seis horas hasta que llegó otro aparato para su traslado a Aruba.

Año de incidentes

Éste sería el tercer incidente, en lo que va de año en el Aeropuerto Internacional La Chinita, donde se han visto envueltos aviones da la serie 200 del modelo 737 de la norteamericana Boeing.

El primero fue el YV343T de Avior que cubría la ruta Valera-Maiquetía con el vuelo 1149 el pasado 15 de abril. El aparato despegó de la capital trujillana a las 11.40 de la mañana y una de las turbinas se apagó en pleno vuelo lo que obligó a aterrizar en La Chinita.

Otro 737 de Venezolana aterrizó de emergencia el 28 de abril en el aeródromo marabino, al retornar tras 10 minutos de vuelo hacía Maiquetía por presentar una falla en el sistema hidráulico.

Unas 24 horas antes un DC-9 de Aserca no pudo cumplir el vuelo 757 hacía Caracas por presentar problemas con una de sus turbinas.

Categoria: