Unas 500 reclusas venezolanas se amotinan en una protesta por los malos tratos

De acuerdo a versiones de prensa, las reclusas tomaron desde el lunes varios de los pabellones de la cárcel y algo más de una docena de ellas utilizó a sus hijos menores de tres años como "escudos" para impedir la entrada de los guardias.

Al parecer, el motín comenzó como protesta por las condiciones de tres compañeras recluidas en una celda de castigo, pero luego derivó en un intento por romper algunos candados para salir a la calle por la puerta principal, cosa que no lograron.

Otras versiones sitúan el comienzo de la crisis en un intento de agresión a la directora que fue controlado por los guardias haciendo uso de la fuerza.

La asesora jurídica del penal, Georgina Bastardo, dijo este martes que la situación estaba controlada y pidió calma a los familiares de las detenidas.

El pasado 28 de mayo, Amnistía Internacional (AI) denunció en su informe anual sobre la situación de los derechos humanos las protestas en cárceles de todo el país por las malas condiciones de reclusión.
EFE

Categoria: