“¿Voy a morir?” Así vivió “la novia” la explosión en Beirut

¿"Voy a morir"? Así vivió “la novia” la explosión en Beirut

Israa Seblani, de 29 años, cuenta que los vidrios del hotel en el que se encontraba explotaron y quedaron en el suelo junto a los arreglos florales que adornaban las mesas de los banquetes. Asegura que no existen palabras para explicar lo sucedido en Beirut

Edificios destruidos, manchas de sangre en un asfalto cubierto con vidrios rotos y un aire pesado a la respiración marcaban este miércoles el camino hacia el desolador hueco que queda en el puerto de Beirut tras la explosión del martes que dejó al menos 135 muertos en la capital del Líbano.

En medio de este panorama desolador, videos grabados durante la explosión continúan apareciendo en redes sociales. Uno de ellos lo protagoniza Israa Seblani, una novia libanesa de 29 años.

Según Reuters, la novia fue sorprendida durante su sesión de fotos y video por la onda expansiva de la enorme explosión que devastó Beirut.

En las imágenes se la observa radiante con un vestido largo blanco y su velo, pero de un momento a otro se vieron sorprendidos por un ruido ensordecedor y un movimiento brusco que casi la saca de eje.

Seblani, que trabaja como médico en Estados Unidos, trató de ayudar a las personas que habían resultado heridas antes de irse a la plaza Saifi, en el centro de Beirut.

“Lo que sucedió durante la explosión aquí, no hay palabras para explicar... Me sorprendió, me preguntaba qué pasó, ¿voy a morir? ¿Cómo voy a morir?”, declaró Seblani.

Seblani, que llegó tres semanas antes a Beirut para su matrimonio, cuenta que los vidrios del hotel explotaron y que quedaron en el suelo junto a los arreglos florales que adornaban las mesas de los banquetes.

“Me siento muy triste por lo que le sucedió a otras personas, por lo que le sucedió al Líbano. (...) Cuando desperté y vi el daño que le sucedió a Beirut, lo único que dije fue gracias a Dios que todavía estamos vivos”, puntualizó Seblani.

Tras la explosión, ella y su esposo trataron de continuar, pero les resultó complicado. “En realidad no estaba viviendo el momento, era como caminar, mi cara estaba sonriendo, mis labios estaban sonriendo, eso es, no más. Luego fuimos a cenar”.

Su esposo, Ahmad Subeih, de 34 años, también contó lo ocurrido. “Todavía estamos en estado de shock...”.

Subeih está a la espera de una visa para viajar a los Estados Unidos y unirse con su esposa. Seblani dijo que ama el Líbano, pero que siente que después de la explosión, no es una opción vivir allí.

Fuente: El Comercio

MV

Categoria: