Zaragoza enciende sus corazones para Virgen patrona de la hispanidad (Fotos)

Cuando Rogelio Quintana recibía noticias de los avances de la Guerra Civil, sólo podía sentarse a rezar. Con el corazón en un puño, se encomendaba a la Virgen del Pilar para pedirle una sola cosa: el regreso de sus hijos sanos y salvos del conflicto. A cambio, prometió construir, por sí mismo, un farol para el Rosario de Cristal gratuitamente. Con el ascenso del número de fallecidos, su devoción se fortalecía y, sin saberlo, protagonizó una de las historias más emblemáticas del Rosario de Cristal y de la ciudad de Zaragoza.

Image

Han transcurrido 75 años desde el final de la Guerra Civil Española y aún se recuerda a Rogelio Quintana y sus hijos por el Farol del Ángelus, una emotiva estructura lumínica que, desde 1944, acompaña a los feligreses de la Virgen del Pilar en las procesiones que recorren la ciudad durante las noches del 13 de octubre. Su historia le convierte en una de las carrozas más inspiradoras de la celebración, ya que representa a La Anunciación del Arcángel Gabriel a María en unas dulces tonalidades verdiblancas, acompañadas de un brillo capaz de opacar el sufrimiento de la Guerra Civil.

Image

Sin embargo, esta no es la única carroza destacable. Los seguidores más antiguos de la Virgen del Pilar recuerdan con especial cariño al Farol de la Santa y Angélica Capilla. La pieza más antigua de esta celebración que, con más de 90 años de historia, tiene en el centro la imagen de la propia Virgen del Pilar y fue elaborada por el pintor Mariano Pescador.

Image

Otras carrozas cuentan con una carga más polémica. Ese es el caso del Farol del Alcázar de Toledo, una pieza que fue donada por el Caudillo Francisco Franco en 1940, a través de la Archidiócesis Primada de Toledo. Al estar relacionada con el polémico dictador, la población se debate sobre su legitimidad para participar en esta especial celebración. No obstante, su presencia se ha vuelto indiscutible tanto por su carga histórica como por ser la representación más precisa que existe del Alcázar de Toledo. Como dato curioso, hay que destacar que, en la parte inferior de la estructura, está representado el símbolo de la España franquista.

Los detalles son tan importantes en estas piezas, que, por ejemplo, en la Carroza de los Santuarios Marianos se pueden observar deslumbrantes representaciones de las iglesias más emblemáticas de las principales ciudades de España, destacando las de: Barcelona, Oviedo, Granada, Pontevedra y, por supuesto, la propia Zaragoza. A lo alto, también se representa a la Virgen del Pilar con la corona de las Grandes Solemnidades y, a sus pies, el escudo de la Corona de Aragón.

Image

Luces al cielo
El Rosario de Cristal cuenta con una historia tan importante que, en algunas ocasiones, ha sido inspiradora para transformar el rostro de Zaragoza. Específicamente, el farol del Templo del Pilar ha sido la musa idónea para la ampliación de la Basílica de Nuestra Señora del Pilar. Es decir, la carroza, elaborada en 1874, contaba con cuatro torres en su versión, mientras que, para el mismo año, la iglesia contaba con tan solo dos. Durante el año 1950 se decide sumar dos nuevas torres y, ante la disputa por cuál modelo seguir, se decidió tomar como referencia a la imagen del Farol.

Esta carroza, que cuenta con 30.000 piezas elaboradas a mano, cambió la historia de la ciudad, pero estuvo a punto de desaparecer cuando en 1993 faltó la financiación para su restauración. El destino del Farol quedó en manos de los ciudadanos, quienes sacaron el dinero de sus propios bolsillos a cambio de no perder esta pieza tan importante para su historia.

Image

La Virgen del Pilar, que se ha convertido en la patrona de la Hispanidad, también tiene una representación que engloba el descubrimiento de América, por medio de la unión de todos los países de la región con España. En el Farol de la Hispanidad, la Virgen está en la proa de la carabela Santa María rodeada con las banderas de las naciones de América Latina y España. Esta es, sin lugar a dudas, la más importante de todas las carrozas, al punto que sale como cierre de oro de la celebración junto al alcalde de la ciudad y sujeta de la policía local.

El Rosario de Cristal se convierte, de esta manera, en la luz que guía a más de 400.000 devotos de la Virgen en Zaragoza. Quienes, además de renovar sus votos de fe, buscan un espacio para la integración tanto nacional como con sus hermanos latinoamericanos.

Image

@JosePuglisi e @IrisPerez_ para Informe21

Categoria: