La psicoterapia mejora el control de los síntomas en los adultos hiperactivos