La Unión Europea autoriza a United y Continental a crear la primera aerolínea mundial