Agua con limón, un auténtico cóctel de salud y belleza

Tratamiento antiedad

Una de las propiedades más conocidas de la amarga fruta es su alto contenido en vitamina C –como de otras propiedades antioxidantes- que ayudan a la disminución de arrugas y manchas de la piel así como favorece la eliminación de toxinas. Los cerca de sus 30 componentes antioxidantes lo convierte el tratamiento ‘antiaging’ perfecto que evita el envejecimiento prematuro.

Incluso si no se consume, el jugo de limón se puede aplicar directamente en las cicatrices y manchas para reducir su apariencia.

Retención de líquidos y efecto desintoxicante

El limón es un alimento diurético. El producto perfecto para evitar la retención de líquidos, toxinas y desechos del organismo. Del mismo modo, consumir este fruto ayuda en el tratamiento de enfermedades como la obesidad, artritis o ácido úrico, en las que se necesita depurar el organismo.

Sin embargo, en el caso de consumirlo con agua, se debe evitar el uso de azúcar o edulcorantes. De este modo impediremos que el alimento pierda su fibra y no añadiremos calorías extra.

Ayuda a la digestión

El zumo de limón previene los síntomas de la indigestión, como el ardor de estómago, los gases o la distensión abdominal. Es incluso un remedio aconsejable para los enfermos de cáncer, pues ayuda a estimular los movimientos intestinales.

Refresca el aliento

El limón refresca el aliento, pero también puede ser perjudicial para la boca si no prestamos atención. El ácido cítrico puede erosionar el esmalte dental, por lo que se recomienda lavarse los dientes antes de beber agua con limón o, por lo menos, no cepillarse tras consumirlo. Aun así, sigue teniendo efectos positivos como el alivio del dolor dental y la gingivitis.

Equilibra los niveles de PH

Por lo general, nuestra dieta es rica en alimentos procesados y azúcares. Se trata por tanto de una rutina alimentaria muy ácida que necesita de los alimentos alcalinos para evitar la aparición de enfermedades. A pesar de que el limón sea un alimento ácido, una vez metabolizado, su efecto es alcalino. Beber agua con limón regularmente ayudará a eliminar la acidez total del cuerpo.

Estimula el sistema inmunológico

Su alto contenido en vitamina C ayudan a prevenir los problemas respiratorios –así como el asma- y los resfriados característicos de la llegada del invierno. El potasio también es uno de sus componentes más potentes que estimula las funciones cerebrales y nerviosas, controlando la presión arterial.

Además, la vitamina C es el principal elemento que reduce la aparición del estrés. Los minerales y las vitaminas procedentes del limón contienen iones negativos estimulantes para el cuerpo y sistema nervioso, eliminando las posibilidades de padecer ansiedad.

Ayuda en la pérdida de peso

El cítrico es rico en fibra pectina, por lo que es un gran aliado para combatir los antojos. Al tratarse de un alimento alcalino, los expertos han afirmado que las personas que consumen este tipo de alimentos, tienden a perder peso más rápidamente.

Fuente: Telecinco

DJ

Categoria: