Conservación de nuestros océanos: Sea consciente al usar el agua

Por ejemplo, los océanos que parecen muy alejados, tales como el océano Antártico que rodea la Antártida, están más interconectados de lo que pueda parecer. El océano Antártico entra en contacto con aguas del océano Atlántico, el océano Pacífico y el océano Índico y desempeña un papel principal en la circulación mundial del agua. Usted puede ayudar a mantener los océanos y otras vías marítimas sanos si reduce su uso de productos químicos y el de su familia tanto dentro como fuera de su casa.

• En el jardín: use la menor cantidad posible de fertilizante. Los fertilizantes (incluyendo el estiércol) añaden nutrientes al suelo y al agua que pueden ser arrastrados aguas abajo cuando llueve. Los nutrientes adicionales pueden causar la proliferación de algas dañinas que alteran el balance natural del océano. Trate de cultivar plantas apropiadas para las condiciones naturales de su área. Estas crecerán con menos productos químicos.

• En la mesa: Consuma frutas y verduras que se cultiven sin pesticidas (y no los rocíe en su propio jardín). Los pesticidas contienen toxinas que pueden terminar en el mar y dañar la vida marina. También intente consumir frutas y verduras que se cultiven en la temporada y cerca de dónde vive.

• En el hogar: Muchas de las tareas del hogar se pueden realizar con ingredientes sencillos como vinagre, bicarbonato y jugo de limón. Visite la página Opciones ecológicas para el consumidor (en inglés) para consultar sugerencias sobre cómo mantener su hogar y medioambiente limpios. NP

EA