ONU da inicio a charlas sobre escasez de agua y alimentos

Es un tema que representa una preocupación seria para la Secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton, quien instó a los funcionarios en la sesión a reconocer la necesidad de acción.

“El informe estableció que la mengua en el suministro y la mala gestión de los recursos hídricos ciertamente afectarán a millones de personas”, afirmó Clinton, “a medida que los alimentos y las cosechas se hagan más escasos y el acceso al agua más difícil de obtener”.

En su presentación en la mesa redonda que la ONU organizó para discutir los problemas del agua, Clinton afirmó que la necesidad de desarrollar soluciones para las necesidades de agua en el futuro es “un imperativo moral y una inversión estratégica”. El tema tiene ramificaciones en otras importantes necesidades nacionales, observó la Secretaria de Estado, y citó temas tales como la salud, la seguridad alimentaria, la energía y el cambio climático.

A pesar de que Global Water Security hizo énfasis en el impacto general que la escasez de agua probablemente tendrá en el futuro, el director del programa ambiental del Consejo de Inteligencia Nacional, Richard Engel, afirmó que los investigadores no predijeron conflictos armados a raíz de los recursos hídricos en un periodo cercano. Por el contrario, afirmó Engel, la historia ha demostrado que la necesidad de llegar a un acuerdo sobre un recurso compartido lleva a estados rivales a unirse en acuerdos de colaboración.

Los investigadores establecieron que la posibilidad de un fracaso del estado en regiones que presentan escasez de agua era improbable en el futuro cercano, a menos que se exacerbe por otros factores tales como pobreza, tensión social o liderazgo ineficaz.

Más allá de un plazo de 10 años, no obstante, la posibilidad de un conflicto entre estados por el agua aumenta, de acuerdo con el reporte, con la posibilidad que el recurso pueda ser usado como arma o como influencia para incentivar la cooperación de un estado vecino.

Global Water Security también presenta algunos prospectos problemáticos con respecto a la producción de alimentos en regiones en donde el agua subterránea es aprovechada para producir cosechas. Engel afirmó que hay en el mundo 2 millardos de personas que dependen de las cosechas cultivadas con aguas subterráneas, una práctica que probablemente agotará el recurso.

“En el largo plazo, sin acciones que mitiguen dicho fenómeno, el agotamiento de las aguas subterráneas degradará la producción de alimentos”, afirmó Engel. La producción inadecuada de alimentos “forzará a los estados a acudir a los mercados mundiales de alimentos, lo cual anticipamos estará acentuándose debido al cambio climático y a otros factores”.

Más afirmaciones sobre la probabilidad de escasez de agua vienen de The Global Environmental Outlook, publicado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente. La última edición predice que la falta de agua se incrementará en un 50 por ciento hacia el año 2025 en países en vías de desarrollo y 18 por ciento en países desarrollados.

Después de los comentarios iniciales en la mesa redonda que la ONU organizó para discutir los problemas del agua, los funcionarios de varios gobiernos expresaron las preocupaciones particulares de sus naciones acerca de la crisis del agua, las adversidades que pueden atravesar o las contribuciones que cada cual planea llevar a cabo.

La subsecretaria de Estado de Estados Unidos para Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos, María Otero, presidió la sesión y concluyó un resumen de tres puntos sobre los temas dominantes subyacentes en las preocupaciones de los participantes:
• Un acuerdo general y compartido reconoce que el agua tendrá una influencia continuada en la paz y la seguridad.

• El conflicto no es inevitable; se pueden encontrar soluciones.
• Los asuntos del agua, para su solución, requieren mecanismos regionales y de cooperación.

Estados Unidos, la Unión Europea y la ONU fueron los coanfitriones de la discusión, la cual tuvo una duración de dos horas y terminó con garantías de que el trabajo apenas comienza.

En el Día Mundial del Agua en marzo, Clinton anunció una nueva asociación de naciones y organizaciones que unirá a más de 30 agencias, instituciones y grupos de apoyo con diversa experiencia y conocimiento de los temas del agua. Los variados antecedentes de los asociados pueden producir avances significativos y soluciones al hecho de compartir los recursos y a la necesidad de hacerles llegar agua limpia y en cantidades abundantes a aquellos que la necesitan.

A medida que este esfuerzo se desarrolla, La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) ha construido décadas de experiencia en tratar de mejorar el acceso de agua en los países en vías de desarrollo. La agencia invierte en reformas políticas y legales para fortalecer la planeación y la gestión del recurso a nivel local.NP

EA

Categoria: