Llevar entre versos lo adverso brinda a Fibonacci la inspiración necesaria para perseverar y triunfar

Cinco jóvenes rockeros, con alma de poetas, dispuestos a aportar mensajes y reflexión al estado de las cosas, decidieron trabajar juntos por y para el bien de todos, teniendo como herramientas el canto, la palabra, saberes comunicacionales y la experimentación musical con guitarras, bajo, batería y percusión. Promedian los 23 años de edad.

Los integrantes de Fibonacci son Baldomero Verdú (voz, guitarras, percusión), Harry Febres (guitarra), Sergio Barreto (guitarra), José Manuel Núñez (batería) y Alejandro Rivero (bajo). Aunque a ellos no les gustan las comparaciones, escucharlos hace recordar a King Crimson, Incubus o Soda Stereo por diferentes que sean, pues la música propia de este grupo venezolano de rock experimental reúne combinaciones rítmicas y melódicas sorprendentes.

La selección del nombre de la banda (tres años de fundada) la hicieron con inspiración en la serie de Fibonacci, sucesión matemática infinita de números naturales que devino en la teoría del número dorado o divina proporción. Premisa fundacional del equilibrio y la composición plástica.

El CD fue realizado en Liqui2 Producciones (con la asesoría de Vladimir Quintero) y el estudio de sonido dirigido por Jorge Spiteri en las instalaciones de Bolívar Films. Igualmente incluye un tema acústico grabado en Bunker Estudios.

I cry in the middle of the night -blues-, Gotas de soledad, Amor disidente, Mar de leva, Pictures of you, Visitas lejanas / Encuentros lejanos, es el elenco del EP (todas son canciones de su propiedad). Fibonacci además de comunicar sus mensajes reflexivos, contagia un estilo de música original, que hace valer como cierta la afirmación de que el rock latinoamericano tiene relevo y de que Venezuela juega un papel importante en dicha renovación.

Registro audiovisual

El video de “Gotas de Soledad” fue grabado tipo guerrilla en las inmediaciones del boulevard de Sabana Grande con el apoyo de transeúntes, locatarios y vecinos de la zona. La pieza es firma de Sergio Monsalve (reconocido crítico cinematográfico) y Harry Febres (fundador de la banda junto a Baldomero Verdú).

Aparte de sus presentaciones convencionales en Discovery Bar, El Teatro Bar, El Molino Rojo, el Hard Rock Café o en la UCV, USB, UCAB y UNIMET, Fibonacci se define como una banda de calle y haciendo honor a ello más de una vez ha sorprendido al público apareciendo y tocando sin previo aviso en plazas públicas, dentro del Metro y hasta arriba de una grúa de plataforma, en pleno Festival Nuevas Bandas 2010.

El videoclip de Mar de leva, dirigido por Sergio Monsalve, constituye un documento audiovisual que aboga por discutir y revisar los criterios de selección del conocido festival (FNB) dirigido por Félix Allueva, con quien han divergido respetuosamente. Este jueves 2 de diciembre en la UCAB, en el auditorio Hermano Lanz, de 1:00 del mediodía a las 3:00 de la tarde habrá un interesante cine-foro sobre la pieza audiovisual y la exhortación realizada por Fibonacci.

Mientras que Fibo-docu: “De la reflexión a las calles” es un llamado de atención en forma de documental que defiende a los artistas urbanos que hacen vida en Caracas, enarbolando la bandera de: “el arte es libre”. Asimismo, hay una extensa galería de fotos y muchas sorpresas más.

Movilización social

José Manuel Núñez, Alejandro Rivero y Sergio Barreto toman la palabra y puntualizan “rendimos honor al arte como instrumento de movilización social, debemos juntar fuerzas por más y mejores espacios en la escena musical”. Añadieron que “la producción ha sido un gran esfuerzo”, el disco y el DVD son el resultado de mucho trabajo. “Nos preocupamos por ofrecer un EP creativo y de calidad, con mucho más contenido del usual para el disfrute de nuestros audio-escuchas”.

Por su parte Baldomero Verdú y Harry Febres informaron que están finalizando las coordinaciones para varias presentaciones en el interior del país, una gira nacional de medios y la eventual incursión de la banda en clubes musicales británicos, con el apoyo de Spiteri. “Por ahí viene Shakira a Venezuela, vamos a ver que pasa” dejaron deslizar y sonrieron.

“Una discoteca para estar completa ahora debe contar también con música de Fibonacci. Es un rock que gusta hasta a los no rockeros, a sus presentaciones asiste una gran cantidad de personas diversas y todas se emocionan. Llevar entre versos lo adverso, brinda a Fibonacci la inspiración necesaria para perseverar y triunfar. No ha sido fácil para ellos. Su primera producción representa un excelente comienzo, ahora le toca al público pronunciarse, dar su aprobación, apoyarlos solicitando y disfrutando su música. A mi me parecen muy buenos, me gusta su estilo y su sonido” dijo Jorge Spiteri al presentarlos en el bautizo del disco, el cual apadrinó, en el CIEC de la Universidad Metropolitana.

“Solamente el tiempo -como se llama una de las canciones reservadas para el segundo disco que están planificando- sabe hasta dónde y cómo llegarán, estamos ante un emprendimiento musical innovador… y allí van ¡Muy buena suerte muchachos!” finalizó Spiteri.

Puede leerse, escucharse o mirarse más en:

www.myspace.com/fibonacci.project

Twitter: @FiboC

Facebook: fibonacci-banda

Fibonacci