Una derrota sin precedentes para el oficialismo, según los resultados preliminares en Argentina