Latinoamérica tiene recursos para enfrentar el deterioro económico mundial, asegura un experto