Por el aura se puede conocer los estados de ánimo o pensamientos de las personas

El aura se considera dividida en siete estratos o capas relacionadas directamente con los siete chakras. Cada uno de esos estratos puede tener uno de los once colores del aura. Aquel color que se repita más, es considerado como el «color básico» de la persona, permanente a lo largo de la vida y capaz de mutar solo en circunstancias muy específicas. Cada color básico tiene asociadas cualidades positivas y negativas. Los demás colores presentes en el aura, se asocian con los estados interiores momentáneos de la persona, o una etapa determinada de la vida.

Como resultado de una migraña, epilepsia, un desorden del sistema óptico, o del cerebro, algunas personas pueden tener como efecto secundario visiones de auras. La fatiga del ojo también puede producir un efecto similar al aura y sinestesia. También existen personas que las perciben, y no se les ha detectado problemas neurológicos o psicológicos.

¿Qué significan sus colores?

La palabra aura, proveniente del griego aire o brisa, es el campo electromagnético que envuelve a todos los seres vivos, y se ve influenciada directamente por el estado físico, mental y emocional de cada individuo.

En ella, se refleja la personalidad y las situaciones que experimentan las personas. Aquellos que la han visto la describen como un halo de luz que emana del cuerpo, de colores y sin límites definidos.
El color del aura influye en la forma como las demás personas nos ven y en la percepción de nosotros mismos. No podemos, por métodos conocidos, cambiar a voluntad el color de nuestra aura. El aura es algo que estará con nosotros hasta el día de nuestra muerte.
Los principales colores que puede presentar el aura son:

Color Azul: propio de personas honradas, positivas, joviales, calmadas, sinceras y con gran seguridad en sí mismas. Estos individuos suelen ser muy espirituales y generalmente cuentan con buena salud. No obstante, las auras de azules apagados pueden relacionarse con estados de depresión, melancolía o mal humor.

Color Violeta: es la espiritualidad y el amor incondicional en su máxima expresión. Son seres prácticos, saben lo que desean lograr en su vida.

Color Rosa: tonalidad para los amantes del arte, la belleza y de lo místico; son personas humanitarias y compasivas, que han alcanzado el equilibrio entre lo material y espiritual. Si es rosa oscuro, el individuo puede tender a ser inmaduro.

Color Rojo: seres pasionales y afectuosos, con espíritu de liderazgo y ganas de vivir. Son personas de carácter fuerte, de ego elevado, que desean alcanzar el éxito en el mundo material. Generalmente son nerviosos, impulsivos y egoístas.

Color Amarillo: son creativos, optimistas, alegres, de gran sentido del humor y rapidez mental.

Color Bronce: tienen un corazón muy puro y siempre van por la vida con las mejores intenciones. Su inocencia es casi infantil y esto, a veces, les puede traer algún problema ante personas no tan puras como ellos.

Color Naranja: son individuos considerados, creativos, cordiales, solidarios, llenos de energía y con muchas ganas de vivir. Si el naranja es apagado, es posible que el individuo sea avaro, materialista y egoísta.

Color Verde: expresa la simpatía, la calma, la confianza, el sosiego y la tranquilidad. Está directamente relacionado con dotes para la sanación y la creatividad. Sin embargo, el verde oscuro es sinónimo de celos e inseguridad.

Color Blanco: estas personas suelen amar la verdad, la paz, la armonía y la espiritualidad. Generalmente, son idealistas.

Color Índigo: son personas cariñosas, comprensivas, intuitivas y muy lógicas. La Persona con color índigo puede llegar a convertirse en el perfecto manipulador.

Color Dorado: el individuo con color dorado siempre aspira a las metas más elevadas. Es incapaz de ir por la vida sin un objetivo que muchos considerarían imposible, incluso puede llegar a exigirse mucho así mismo.

Color Plateado: tienen el don de la creatividad y su poder mental es muy fuerte, pero les falta saber canalizarlo correctamente; son los más idealistas de todos. No son personas muy activas y eso les puede traer problemas incluso de salud.

Colores oscuros: negro, gris y marrón son tonos que reflejan desequilibrios emocionales o dolencias físicas. Los individuos con estas características suelen estar llenos de ansiedad y angustia, lo cual se traduce en comportamientos superficiales y agobiantes.

Fuente:http://es.wikipedia.org/wiki/Aura_(paranormal) y http://www.cantv.net/nuevaera/resena.asp?id=179506&cat=2&Fresena=TRUE

Categoria: