Encapuchados no dejan intervenir al candidato Santos en una universidad de Cali

Escuadrones Antidisturbios de la Policía tuvieron que recurrir a los gases lacrimógenos para controlar la situación, pues los encapuchados quemaron llantas y lanzaron piedras contra la universidad.

El ex ministro de Defensa añadió a periodistas que en el claustro de la universidad "había entre 500 a 600 estudiantes listos a debatir pero llegó un grupo de otras universidades, y otros jóvenes, aparentemente no universitarios, algunos, me dicen, armados, y rompieron puertas, ventas y lanzaron objetos y químicos".

Estudiantes y encapuchados gritaban al político "asesino, asesino" y le increparon por los "falsos positivos" (ejecuciones extrajudiciales).
Santos consideró el sabotaje en su contra como "una agresión" y señaló: "Lastimosamente yo quería ir a un centro de educación para lanzar, paradójicamente, nuestra propuesta de seguridad ciudadana".

El candidato tuvo que abandonar el lugar, fuertemente escoltado y señaló luego que optó por retirarse "porque era lo mas prudente, lo más responsable", pero se comprometió "a regresar y debatir las ideas".
Los disturbios "nos demuestran la necesidad de continuar con la política de seguridad democrática", afirmó sobre el eje de la lucha contra la violencia y el narcotráfico del presidente Álvaro Uribe, a quien Santos aspira a suceder desde el próximo 7 de agosto.

El candidato de "la U" insistió en que los hechos en Cali fueron "una agresión, una hostilidad", pero reconoció que "hubo una gran solidaridad de estudiantes que querían debatir". EFE

Categoria: