Para formar parte de la información

Alvaro Vargas Llosa

Esto es noticia 29-08-2018

ALVARO VARGAS LLOSA: NÉSTOR Y CRISTINA KIRCHNER, GOBERNAR PARA DELINQUIR...
".. Se tenía una idea fragmentada de la corrupción de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Pero gracias a las anotaciones detalladas que hizo Centeno de los traslados de bolsas de dinero entre los empresarios que pagaban coimas y políticos que las recibían, tenemos ahora una idea más cabal del esquema delictuoso... No sabemos todavía el monto total, aunque los fiscales y el juez creen que los trasiegos de los que da cuenta Centeno en sus cuadernos pudieron ascender a entre 150 y 200 millones de dólares... Gracias al testimonio de Carlos Wagner, expresidente de la Cámara de la Construcción, se sabe que toda la obra pública fue objeto de pagos ilícitos de forma sistemática... A cuánto puede ascender todo eso? El monto total de la obra pública durante los 12 años del kirchnerismo fueron US$ 107 mil millones; si es cierto que las comisiones se situaban entre el 10% y el 20%, hablamos, en el mejor de los casos, de unos 10 mil millones de dólares... Las confesiones y arrepentimientos de los corruptos está acercando a la Justicia a la inevitabilidad de la decisión que nadie quería tomar... Los 12 años de kirchnerismo, durante los cuales se delinquió en nombre de la revolución y los derechos humanos como nunca antes en democracia, fueron una estafa ideológica... Los argentinos tienen la obligación moral de sepultar esa estafa para siempre.,,"

El escrito completo de Alvaro Vargas Llosa, aquí

Gobernar para delinquir

Álvaro Vargas Llosa's picture

Hasta la aparición de los cuadernos de Óscar Centeno, el chofer del “número dos” del ministerio de Planificación Federal, se tenía una idea fragmentada de la corrupción de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Pero gracias a las anotaciones detalladas que hizo Centeno de los traslados de bolsas de dinero entre los empresarios que pagaban coimas y políticos que las recibían, tenemos ahora una idea más cabal del esquema delictuoso.

El dictador "Zelig"

Álvaro Vargas Llosa's picture

Los estudiantes de Ciencias Políticas deberían estudiar a Daniel Ortega, el carnicero nicaragüense (con perdón de la industria) que ha matado a trescientos compatriotas suyos en tres meses. Hay muchas formas de hacerse con todo el poder. La suya podría llamarse «Zelig», como el personaje de Woody Allen que modifica su aspecto adaptándose a sus interlocutores. También podría llamarse «Aikido», técnica que consiste en usar la fuerza del contrario para derrotarlo.

Iván Duque entra en escena

Álvaro Vargas Llosa's picture

Duque acaba de ratificar en España, en su condición de Presidente electo de Colombia, algo que había mencionado en su campaña. Primero, que retirará a su país de Unasur, a la que considera una caja de resonancia de Caracas; segundo, que buscará junto a otros países crear un espacio de asistencia y refugio en la frontera con Venezuela para involucrar a la región en esa crisis humanitaria; por último, que su gobierno denunciará a Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional por crímenes contra los ciudadanos de su país y que pedirá a otros gobiernos acompañarlo.

Colombia en juego

Álvaro Vargas Llosa's picture

A primera vista, las elecciones colombianas le han contado al mundo una historia diametralmente opuesta a la que el mundo lleva años contándose a sí misma. Me refiero a que las dos candidaturas que representaban al gobierno que negoció esos acuerdos, las de Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador, y Germán Vargas Lleras, exvicepresidente de Juan Manuel Santos, obtuvieron votaciones liliputienses. A su vez, la candidatura crítica de esos acuerdos, la de Iván Duque, obtuvo el primer lugar con 39%. El mensaje parecería, pues, contrario a la paz.

Esto es noticia 09-04-2018

ALVARO VARGAS LLOSA: AHORA SÍ, TRUMP VA EN SERIO...
"... El Presidente Donald Trump se ha despojado de las ataduras. A pocos meses de los comicios legislativos y transcurrido ya más de un año de gobierno, tiene que llevar a la práctica de una buena vez su programa nacionalista, resumido en la frase “Estados Unidos primero”... Las recientes medidas que está tomando, tienen en común es que refuerzan la idea de que Estados Unidos debe defenderse del resto del mundo y de que dentro del país el Estado debe proteger a los ciudadanos de a pie de los monstruos corporativos y la penetración foránea.,, Hasta ahora, Trump había hecho mucho menos de lo que había dicho; de allí que algunos lo acusaran con sorna de ser un líder del “establishment” republicano en lugar del rebelde que prometía... Despojado de colaboradores que antes lo restringían (Rex Tillerson entre ellos) y de la necesidad de entenderse con un Congreso, el mandatario juzga que sólo salvará su Presidencia, si vuelve a sus raíces. El resultado por ahora: su popularidad ha aumentado y en ciertos “tracking polls” roza el 50%. El mundo debe, pues, estar avisado de que, el Trump nacionalista y populista va en serio..."
El análisis del escritor Alvaro Vargas Llosa, aquí

Kuczynski, contra las cuerdas

Álvaro Vargas Llosa's picture

Un nuevo intento de destitución (“vacancia”) del Presidente Pedro Pablo Kuczynski está en marcha en el Perú. El anterior lo superó pactando con Alberto Fujimori el indulto del ex dictador y éste sólo lo superará si el mismo Fujimori le arrebata a su propia hija, que controla a la fuerza mayoritaria del Congreso, votos parlamentarios suficientes para impedir la expulsión del actual mandatario. No es posible anticiparse a lo que sucederá (la destitución, en caso de ser aprobada la moción, procederá si se alcanza 87 votos, dos tercios del total, en una sesión programada para el jueves 22).

Venezuela: ¿Abstenerse o participar?

Álvaro Vargas Llosa's picture

Bajo toda dictadura, los demócratas enfrentan el atroz dilema de si participar en elecciones que no tienen cómo ganar o abstenerse pero quedarse con menos espacios para actuar. La resistencia democrática venezolana enfrenta otra vez ese dilema ante las elecciones convocadas por la dictadura venezolana para el 20 de mayo y para las cuales están invalidados los principales líderes. Su experiencia en esto es abundante. Examinemos los antecedentes.

Ecuador: algo más que la derrota de Correa

Álvaro Vargas Llosa's picture

Lo ocurrido en Ecuador el pasado domingo 4 de febrero reviste una importancia que desborda largamente el perímetro geográfico de ese país y sintoniza con una tendencia notoria en la América Latina de estos tiempos: el repudio del populismo. Conviene no olvidar que Rafael Correa, gran derrotado en las cinco preguntas del referéndum y las dos preguntas de la consulta popular que promovió el gobierno de Lenín Moreno, llegó a acumular en su momento un poder descomunal gracias al populismo.

Lula en la república de los jueces

Álvaro Vargas Llosa's picture

El Tribunal Regional Federal de la 4ta. Región -corte de segunda instancia en Porto Alegre- acaba de confirmar la culpabilidad de Lula da Silva, el ex presidente brasileño, ampliando su pena de cárcel de nueve a 12 años. Aunque todavía puede solicitar diferir la aplicación de la medida o pedir el amparo del Supremo Tribunal Federal, la trayectoria que lleva su proceso, uno de varios en marcha, apunta a que el político brasileño no podrá ser candidato a las elecciones en octubre de este año.

Venezuela: ¿Intervención humanitaria?

Álvaro Vargas Llosa's picture

Ricardo Hausmann, académico de Harvard, ex ministro de Planificación de Venezuela y ex funcionario internacional, ha alborotado el gallinero proponiendo, a través de una columna en Project Syndicate, una intervención militar humanitaria para rescatar a su país de una crisis que transita de “una catástrofe” a ser “inimaginable”.

Fuego y Furia: Trump dentro de la Casa Blanca

Álvaro Vargas Llosa's picture

La lucha de poder entre Donald Trump y el ideólogo del “trumpismo”, Steve Bannon, arroja más luz sobre cosas importantes que sobre la “pequeña historia”, la chismografía, del quién dijo qué y quién insultó a quién y cuándo, y qué es y qué no es cierto en el libro Fire and Fury, de Michael Wolff, que tiene a Washington y a la Casa Blanca en estado de conmoción.

Kuczynski: ¿Paria internacional?

Álvaro Vargas Llosa's picture

Que Pedro Pablo Kuczynski, para salvar su pellejo (o creer que lo salvaba, ya que la historia no está escrita, a pesar de los historicistas) pactara con el fujimorismo tomando la grave decisión de indultar por razones humanitarias al ex dictador peruano Alberto Fujimori, autor mediato de crímenes de lesa humanidad, no sólo tiene, como se ha visto, consecuencias internas. Las tiene también externas, y sobre ellas se ha dicho mucho menos de lo que debería. No sólo afectan al Perú como actor regional: también a sus vecinos inmediatos o mediatos.

Lo que Trump precisa saber acerca del hemisferio occidental

Álvaro Vargas Llosa's picture

Por primera vez en una generación, América Latina parece estar avanzando nuevamente en la dirección correcta.

Funcionarios de la administración, líderes del Congreso y ejecutivos de empresas de los Estados Unidos son conscientes de ello. La preocupación tácita entre muchos, sin embargo, es que la Casa Blanca—consciente o inconscientemente—hará algo que descarríe el proceso de reforma.

Kuczynski: El golpe que no pudo ser

Álvaro Vargas Llosa's picture

Un año y menos de cinco meses después de asumir la Presidencia, Pedro Pablo Kuczynski ha sido objeto de un procedimiento de vacancia que solamente ha ocurrido tres veces antes en la bicentenaria historia del Perú y que desató una crisis política grave por más que el mandatario haya logrado superar el intento de destituirlo (el golpismo encubierto obtuvo 79 votos pero necesitaba 87, dos tercios del Congreso). Para que los lectores entiendan lo sucedido, planteo y respondo cinco preguntas.

¿De qué se acusaba al Presidente Kuczynski?

El retorno de Correa

Álvaro Vargas Llosa's picture

Rafael Correa ha regresado al Ecuador (desde Bélgica) para enfrentarse al Presidente Lenin Moreno. Quiere desplazarlo del control de su partido, retarlo por “traicionar” su Revolución Ciudadana y detener una consulta popular orientada a acabar con la reelección indefinida, que le impediría volver a la Presidencia.

Chile, la noche de la "no sorpresa"

Álvaro Vargas Llosa's picture

La sorpresa del pasado domingo por la noche es que no hay sorpresas en el Chile de hoy, excepto la irrupción de candidaturas novedosas por haber surgido con éxito en el exterior o los márgenes de los grandes partidos de la transición. Pero lo esencial es la “no sorpresa”: Chile sigue dividido en dos grandes bloques, la izquierda y la derecha.

Un año después de aquella noche

Álvaro Vargas Llosa's picture

La noche del 7 de noviembre del año pasado no la olvidará nadie fácilmente. Fue la noche en que las cosas que pasan en el resto del mundo pero no en los Estados Unidos sucedieron allí también. La noche en la que el fenómeno que define nuestra época -la rebelión popular contra el “establishment” político, el ascenso de los “outsiders”- conquistó al país más poderoso.

La purga de "El feroz"

Álvaro Vargas Llosa's picture

Le dicen "El feroz", tiene apenas 32 años y es el heredero del reino petrolero que manda en el Golfo Pérsico y una parte de Medio Oriente, y que es un aliado estratégico de Estados Unidos y la Unión Europea.

En los últimos días, ha asombrado al mundo desatando una cacería descomunal contra príncipes, ministros, ex ministros, militares y policías a los que considera peligrosos y acusa de corruptos.

Rajoy frente a Cataluña

Álvaro Vargas Llosa's picture

La situación de Cataluña ha dado un vuelco inesperado. Apoyado por las fuerzas constitucionalistas, Mariano Rajoy ha logrado intervenir la autonomía poniendo el control en manos de Madrid sin provocar violencia ni una respuesta masiva, salvo las protestas más recientes por el encarcelamiento –ordenado por la Justicia- de independentistas del gobierno disuelto que violaron la ley.

Pages