Conoce a Amar Mahant, el devoto hombre que lleva 38 años con el brazo levantado