Interceptan una nueva carta de amenaza para el presidente Sarkozy