México y Brasil frenan el crecimiento de América Latina en 2013

"La región se ha desenvuelto de manera relativamente estable a lo largo del año, pero en términos de PIB esperamos que cierre 2013 en la parte baja de nuestras expectativas", dijo este miércoles el director de calificaciones para América Latina de S&P, Roberto Sifón-Arévalo.

En una conferencia de prensa telefónica, el experto de S&P atribuyó ese frenazo en el conjunto de la región al hecho de que Brasil y México, las mayores economías de América Latina, rindieron por debajo de lo previsto durante la segunda mitad del año "de manera significativa".

"Ambas economías representan dos tercios del Producto Interior Bruto de América Latina, así que si les va bien, la región tiende a ir bien, pero cuando les va mal, entonces también tienden a impactar negativamente", enfatizó Sifón-Arévalo.

En cualquier caso, la agencia de calificación pronostica que las cosas irán "ligeramente mejor" durante 2014 en la región, debido en parte a que los precios de las materias primas se mantendrán en los mismos niveles de este año.

Aún así, el experto de Standard & Poor's advirtió del impacto negativo que pueden tener en el desempeño de América Latina otros "factores externos" como un posible crecimiento de la economía china a menor ritmo de lo esperado o la política monetaria de EE.UU.

En el caso concreto de México, la agencia de calificación recordó que a comienzos de año esperaba que la economía de ese país crecería en el conjunto de 2013 a un ritmo del 3 % pero ahora prevén que cierre el año en torno al 1,5 %.

El experto recordó que este año el Gobierno del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha enviado al Congreso varios proyectos de reformas estructurales pendientes, entre los que destacó la fiscal y, sobre todo, la energética.

"La aprobación de la reforma energética será importante, pero su implementación lo será todavía más", añadió Sifón-Arévalo, quien se mostró "optimista" de cara a 2014 y dijo que la agencia vaticina un crecimiento del PIB mexicano del 3,2 %.

En cuanto a Brasil, el director de calificaciones de S&P para América Latina recordó que para principios de año esperaban un crecimiento del PIB del 3,2 %, fue revisado después a la baja en torno al 2,5 %, "e incluso nos hemos quedado cortos".

Sifón-Arevalo dijo que para el próximo año el panorama "no suena demasiado diferente", y dejó caer que las reformas que hacen falta en el país "todavía no están en la agenda política", un asunto que, según advirtió, "está empezando a impactar en el PIB y el crédito".

Preguntado por la situación en Argentina, el experto de S&P dijo que el riesgo de una suspensión de pagos técnica sigue siendo "alto", y recordó que recientemente su firma rebajó la nota del país a "CCC+" y la situó en perspectiva negativa para una posible nueva degradación.

"Hemos detectado un deterioro de la mayoría de los fundamentos macroeconómicos en el país y el escenario que prevemos es bastante complicado", añadió Sifón-Arévalo, quien mencionó entre otros la reciente subida de impuestos a las inversiones extranjeras.

En su último informe sobre la región presentado en octubre pasado, Standard & Poor's había previsto que América Latina cerraría 2013 con un "crecimiento sin brillo", mientras que para 2014 esperaba un "repunte ligero". EFE

EA

Categoria: