La polémica cantante Amy Winehouse fue hospitalizada nuevamente en Londres

"Los médicos estaban preocupados por que pudiera tener una conmoción cerebral debido al fuerte golpe que se dio en la cabeza además de la brecha que se hizo en la ceja", comentaron fuentes anónimas.

Pero la historia no acaba ahí. Por lo visto, la cantante, de 26 años, armó un tremendo numerito a su llegada a la clínica privada londinense debido a su estado de embriaguez. Varios testigos presenciales, aseguran que la cantante "corría arriba y abajo por los pasillos en sujetador y oliendo a bebida".

Según publica el diario británico The Sun, "se la ha oído quejarse por el dolor causado por el golpe en sus costillas y sus pechos. La enfermeras tuvieron que intervenir para pedirla que se calmara y la llevaron a su habitación".

Aunque las lesiones de Winehouse fueron catalogadas como "poco serias" ella ha rechazado la idea de abandonar el hospital. Según su agente personal, a Amy "le encanta la clínica así que seguramente se quede unos días".

Fuente: