Un británico es multado en Inglaterra y Nueva Zelanda... pero por el mismo policía