La actriz Anne Hathaway revela que "Fui una persona perdida y muy tímida"

"¿Qué color está más de moda? Realmente necesito un pedicura. He estado en las clases de ballet, y mis pies están hechos un desastre", confiesa nada más empezar la entrevista Anne Hathaway entre risas.

La elección es entre granate y rosa neón y mientras se quita los zapatos y reflexiona un poco opta por el rosa, "no acentuará tanto el tono pálido de mi piel". Con su presencia de estrella, esa boca extravagante y la energía burbujeando cómo un geyser, Hathaway suma sucesos: este es su año de oro.

Hace una década que comenzó su carrera con El Diario de la Princesa en 2001 y después fue elegida para el papel de Lureen en Brokeback Mountain.

"Creo que la gente asumió que yo era una chica en busca de un 'vivieron felices para siempre', y para mí esa es la parte menos interesante de la historia. Con Brokeback, tuve que ir más allá de eso".

Ahora, con la preparación de su papel de Catwoman en The Dark Knight Rises, cuenta el esfuerzo enorme del desafío que se le impone. La actriz ha estado trabajando cinco días a la semana con bastante ejercicio riguroso y una formación de hora y media de danza a diario.

"Siempre había pensado que ser delgada era el objetivo, pero también tengo que ser fuerte", dice la actriz. Anne siempre ha sido delgada y a lo largo de los años lo único que ha cambiado ha sido su nivel de confianza. La actriz cuenta que no siempre fue confiada, de hecho era bastante insegura.

"Podría haber viajado por el mundo entero con una mochila y no haber sacado partido de la experiencia", dice con una risa triste, "era una persona perdida y muy tímida".

A la pregunta de cómo había reaccionado tras los comentarios negativos que emitió James Franco, su compañero co-anfitrión en la ceremonia de los Óscar, durante una entrevista en el programa de David Letterman, Anne lo toma con cierta relatividad.

"¿Cómo me los tomé? Le hice saber a James que una bailarina es mejor comparación que un demonio de tasmania. Tenía una oportunidad única en la vida. Conocí mucha gente, vestí ropa deslumbrante y presenté el show. No veo ninguna parte negativa en haberlo hecho. Cualquiera al que no le gustara mi personalidad ya pensaba así antes de eso", explicó.

A nivel amoroso, la actriz mantiene una relación desde hace tres años con el actor Adam Shulman, tras su anterior relación con Raffaello Follieri. "Había algo de muy aditivo en nuestra relación pero llegó a un punto en que la relación no tenía forma de desarrollarse en algo más profundo y crecer", afirma.

La actriz y el empresario terminaron su relación después de cuatro años, en 2008, cuando se supo que Follieri estaba envuelto en problemas de evasión de impuestos.

"Hasta ahora todo ha funcionado muy bien, claro que hay siempre un lado más extenuante de una relación así, tan intensa, pero es maravilloso", afirma sonriente sobre su nueva pareja.

Fuente: http://www.europapress.es/chance/gente/noticia-anne-hathaway-fui-persona...