Para formar parte de la información

Antonio Sánchez García

Con la mira en la Casa Blanca

Antonio Sánchez García's picture

Por primera vez tras sesenta años luego del asalto al poder en Cuba y la entronización de la tiranía castrista, el comunismo, que no ha descansado desde entonces un solo instante de aspirar al control del poder y el enfrentamiento contra los Estados Unidos, responde con una embestida geopolítica continental ante la eventual amenaza de verse atacada por las fuerzas liberales de la región.

Gramsci al ataque

Antonio Sánchez García's picture

Jamás imaginaría Gramsci que a casi un siglo de su muerte y en la capital del Imperio, se le estaría culpando por los graves desajustes políticos que horadan la estabilidad del sistema de dominación norteamericano. Incluso del descalabro que sufren los demócratas y del fracaso de los republicanos en impedir los aires insurreccionales que sacuden a las más pobladas ciudades de los Estados Unidos. Poniendo en jaque incluso la reelección de Donald Trump, que parecía causa juzgada hace apenas algunas semanas.

Al invasor con trompetas, al invadido con la cruz y la espada

Antonio Sánchez García's picture

El cacique gordo, como llamaban Bernal Díaz del Castillo, López de Gómara y otros compañeros del osado y valeroso conquistador español Hernán Cortés al gobernador de Cempoalla, en la costa atlántica mexicana, no solo se entregó sin una sola muestra de resistencia al extremeño: le regaló en señal de bienvenida algunas decenas de bellas mujeres, bien ataviadas y vestidas con sus huipiles y sus vestidos bordados de flores, que Cortés repartió entre sus capitanes.

La guerra en las penumbras

Antonio Sánchez García's picture

Vengo sosteniendo reiteradamente mi honda preocupación por el clima prebélico que afecta al orden mundial desde la aparición del covid-19 y la profunda crisis de gobernabilidad que ha desatado en Estados Unidos y en algunas otras potencia europeas y latinoamericanas, como España, Italia, Alemania, Brasil y Chile, en donde sus efectos sobre la parálisis de sus economías ya se traduce en una grave caída de la productividad, solo comparable a los vectores de la Gran Depresión.

Cortés, el pequeño gigante de la historia

Antonio Sánchez García's picture

El gigante de la historia de la conquista de México no medía más de 1.58 m, como puede colegirse de sus osamentas. Era, dentro de esas medidas, fornido y corpulento, de pecho ancho, hecho a la guerra y los combates, seguramente empinado sobre su pequeña estatura, como suele suceder con los hombres pequeños de grandes ínfulas. Bien formado, membrudo, tal como lo dibujaran con su exquisita delicadeza los extraordinarios dibujantes del lienzo de Tlaxcala, que nos dejó el testimonio de más de una veintena de retratos suyos, siempre acompañado de doña Marina, la Malinche.

La vida indeseable

Antonio Sánchez García's picture

Llegué a Venezuela cuando algunas encuestas internacionales la consideraban una de las sociedades más felices, si no la más feliz, del planeta. Razón más que suficiente para que decenas de miles de latinoamericanos – que huían del hambre y la represión -, y europeos – españoles, portugueses, italianos y muchos centro europeos sufrientes del insondable mal de la guerra – vinieran a sus costas con la decisión de no dar un paso atrás. No lo dieron.

La traición de los intelectuales

Antonio Sánchez García's picture

Consumido por el prejuicio anti norteamericano que dominaba entre las élites intelectuales chilenas, mero reflejo del odio contra los Estados Unidos que ha carcomido a las élites latinoamericanas desde tiempos bolivarianos, también yo miraba con menosprecio la vida intelectual norteamericana. Compartía la creencia de que el reino de la filosofía estaba en Alemania, que el ombligo de la cultura estaba en Paris y que a la hora de especializarme el destino me empujaba a Europa.

Tiempos de Mercenarios

Antonio Sánchez García's picture

No es el oficio más viejo del mundo, pero es indudable que se ejerció en los comienzos de la guerra independentista. Visto el fracaso de la comisión encomendada a quienes fueran a Londres intentando ganarse el respaldo de la Corona Británica, renuente a involucrarse en el enfrentamiento de la Provincia de Venezuela con sus aliados españoles, uno de sus miembros, el joven Simón Bolívar – los otros comisionados fueron López Méndez y Andrés Bello – reclamó la presencia de tropas extranjeras que participaran en calidad de mercenarios en el conflicto.

Aproximaciones al Estado totalitario

Antonio Sánchez García's picture

De la tradición mítica de la Mesopotamia recibieron los judíos las dos fíguras claves que reúnen el colmo del horror y los males políticos de la tierra bajo la hegemonía totalitaria: Leviatán, el monstruo de los mares, y Behemot, el monstruo de la tierra. Thomas Hobbes comprendió que la transfiguración del Leviatán en un monstruo real constituía la perfecta metáfora para definir al Estado burgués .

Nosotros, los conversos

Antonio Sánchez García's picture

Sufro a menudo de la intempestiva e indiscreta pregunta acerca del momento y las razones que me llevaron a abandonar el marxismo y la militancia revolucionaria para convertirme en un pensador libertario. Defensor a ultranza de la democracia liberal, si es que existe otra. Sin mencionar a aquellos ofendidos por lo que consideran “una traición histórica al movimiento obrero y popular”.

Dictadura: legalidad y legitimidad

Antonio Sánchez García's picture

Transcurrido caso medio siglo de uno de los acontecimientos políticos más importantes y significativos del Siglo XX latinoamericano, el derrocamiento del gobierno democrático de la Unidad Popular por acción de las fuerzas armadas chilenas bajo el comando supremo del general de ejército Augusto Pinochet Ugarte y el impactante suicidio de Salvador Allende, que inscribiera tales hechos en los anales de la historia moral de la región, aún carecemos de un balance político jurídico de tales hechos.

Chile: Los idus de Marzo

Antonio Sánchez García's picture

Tan extraviados, conmovidos y enfermos han quedado los chilenos después del asalto incendiario de su barbarie castro comunista desatada a partir del 18 de octubre del 2019 , tan abrumados por la capacidad destructiva carente de todo sentido nacional de sus jóvenes estudiantes y las nuevas generaciones protestatarias – de primarias a bachillerato, de clase baja, clase media y clases altas, capaces de devastar sus estaciones de Metro, sus comercios emblemáti

El socialismo, nuestro principal enemigo

Antonio Sánchez García's picture

Sé que no le hago ningún favor a Moisés Naim avecindándolo con el comisionado del socialista Juan Guaidó ante la ONU, el desangelado socialista Pizarro. Pero comparten todos ellos la coartada perfecta de todos los socialistas a la hora de dar cuenta de los crímenes y desafueros de los gobiernos socialistas a los que, abierta o veladamente, pretenden exculpar de su máximo pecado: ser socialistas. Ni unos ni otros son auténticamente socialistas. Por una razón de ética epistemológica: ellos son malos. El socialismo es bueno.

Elecciones, democracia, dictadura: Guaidó en la encrucijada

Antonio Sánchez García's picture

En un demoledor ensayo sobre el parlamentarismo, Carl Schmitt (1) desnudó la esencia de la inequidad que suele imperar en aquellos regímenes que, una vez alcanzado el poder y, con él, el control de los instrumentos y mecanismos electorales, disfrutan de la plusvalía automática que supone el manejo de los procesos electorales. Al extremo de poseer el poder de decidir quiénes ganan y quiénes pierden en un proceso electoral “democrático”. Vale decir, bajo condiciones normales.

!Elecciones no: Desalojo!

Antonio Sánchez García's picture

La más evidente consecuencia de la gira del presidente Juan Guaidó por Europa y los Estados Unidos, amén del secuestro y aprisionamiento de su tío por los esbirros de la dictadura a su regreso al país, ha sido explicada con sus propias palabras: con Maduro, no participaremos de ningún proceso electoral.

¿Cuándo se jod*** Venezuela?

Antonio Sánchez García's picture

“El general López Contreras no sólo fue el gran estadista de la transición y el hombre que condujo al país de la dictadura a la democracia; fue, además de todo eso, el fundador del poder civil en el siglo XX venezolano.” Es la inmensa ventaja de postergar lecturas y dejar que el azar te las ponga entre tus manos años después, cuando menos te lo esperas.

La alianza Trump-Guaidó una victoria estratégica

Antonio Sánchez García's picture

La negativa del gobierno socialista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a recibir al presidente del parlamento venezolano y presidente interino de Venezuela Juan Guaidó fue el parteaguas que empujó literalmente al presidente legítimo de Venezuela a los brazos de los Estados Unidos, algo que el joven diputado socialista había tratado de mantener distante de sus opciones políticas reales.

A Juan Guaidó: Madrid hora cero

Antonio Sánchez García's picture

No estuve en Madrid y no puedo dar fe acerca de si las decenas de miles de ciudadanos que abarrotaron La Puerta Del Sol eran venezolanos de la Diáspora - España debe ser sin ninguna duda la principal recalada del exilio venezolano en Europa – o ciudadanos españoles hartos de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias cuyas matemáticas políticas e ideológicas dan perfectamente como para equipararlos con Nicolás Maduro y Diosdado Cabello.

La verdadera historia de la conquista de México

Antonio Sánchez García's picture

Tenía dos ediciones de la obra de Bernal Díaz del Castillo, La verdadera historia de la Conquista de México. Una de ellas, lujosa, con tapas de madera coloreadas y bellísimos grabados, que atesoro en mi biblioteca, y una de bolsillo, en letra pequeña, editada por Porrúa, la gran editorial mexicana.

El 23 de Enero

Antonio Sánchez García's picture

Los detalles de aquellas históricas jornadas, incluido el precipitado despegue la noche del 23 de enero de 1958 desde La Carlota hacia República Dominicana de la Vaca Sagrada, un Douglas DC4, llevando al depuesto general y dictador máximo de la Junta de Gobierno Marcos Pérez Jiménez, su familia y algunos de sus colaboradores más cercanos, los narra quien fuera su ministro de Relaciones Interiores, Laureano Vallenilla-Lanz Planchar en su obra Razones de Proscrito

Pages