Para formar parte de la información

Antonio Sánchez García

Alfredo Weil, el imprescindible

Antonio Sánchez García's picture

Nos quedamos varados subiendo desde Plaza de las América hacia Los Naranjos. Amable y generoso hasta el absoluto desprendimiento, y luego de una reunión del Consejo Consultivo de Soy Venezuela, se ofreció a llevarnos a casa a Enrique Aristeguieta, su compañero de toda la vida, y a mi. Suponía desviarse de su ruta y dar un rodeo por media Caracas. Y su carro daba sus últimas boqueadas. Lo que a él no le provocaba la menor molestia.

El venezolanazo o la ruta del exterminio

Antonio Sánchez García's picture

La ruta de esta regresión al corazón de nuestras tinieblas no puede estar más clara y demuestra perfecta sincronización, preparación y decisión de hacer tierra arrasada con el único país de América Latina que supo oponerse a Fidel Castro y vencerlo en los terrenos político, militar y diplomático: la Venezuela liberal democrática del Pacto de Punto Fijo y el liderazgo de Rómulo Betancourt y Carlos Andrés Pérez.

Como el Ave Fénix

Antonio Sánchez García's picture

“Cuando haya sangre en las calles, compra propiedades”, dicen que dijo el Barón de Roths¬child. Es la mejor relación entre situación política y oportunidad de inversiones de la que yo me haya enterado. Pero quien haya vivido situaciones revolucionarias o prerevolucionarias puede dar fe de que es una aseveración no solo matemáticamente exacta, sino indiscutiblemente cierta: los bienes muebles se deprecian al mínimo de su valor facial al calor de las crisis terminales, para rebotar como balones y elevarse a las alturas en cuanto se las supera.

Chile, una democracia ejemplar

Antonio Sánchez García's picture

En el centro de Santiago de Chile, en tiempos anteriores a los del gobierno del demócratacristiano Eduardo Frei Montalva y a los del turbulento y breve período de gobierno de la Unidad Popular y de Salvador Allende, seguido del largo reinado de la dictadura militar, solía verse caminar todas las mañanas a eso de las 7 y media a un señor ya sexagenario, vestido en invierno con un bello abrigo de pelo de camello, una larga bufanda o chalina inglesa y un sombrero homburg, que se desplazaba silencioso y sin ninguna custodia, un periódico del día y sus guantes de cabritilla en una mano, un para

Allende, Chávez y el hombre que amaba a los perros

Antonio Sánchez García's picture

Fue Marx quien dijo en sus Fundamentos de la Crítica de la Economía Política (Grundrisse der Kritik der politischen Ökonomie) que no era a partir de la anatomía del mono que se podía explicar la anatomía del hombre, sino que era a partir de la anatomía del hombre que se podía y debía explicar la anatomía del mono. Una inversión dialéctica de la por entonces desconocida teoría de la evolución de las especies de Charles Darwin. Es en el hombre en donde se han materializado las tendencias insertas por la evolución en su ancestro originario.

Donald Trump, Venezuela y América Latina

Antonio Sánchez García's picture

El acto celebrado el pasado 18 de febrero en La Florida con la participación estelar del presidente norteamericano Donald Trump y su esposa constituye un hito en la historia de la liberación de Venezuela del cáncer castro comunista inoculado por el populista venezolano Hugo Chávez y su caudillismo militarista, que trasciende con mucho las estrictas fronteras de la Venezuela aherrojada por los ejércitos cubanos.

Tiranía, crisis y transición

Antonio Sánchez García's picture

No recuerdo otra circunstancia en que el tema de la transición como preocupación académica se haya puesto más de actualidad, que en los años sesenta, cuando en relación con su necesidad histórica, dar con sus claves, ya era demasiado tarde. Kruschev aseguraba por esos años, que tras medio siglo de esfuerzos y espantosos sacrificios, terribles hambrunas y una catastrófica Guerra Mundial, por fin los ciudadanos de la Unión Soviética podrían comenzar a disfrutar de los bienes de una sociedad próspera y moderna. ¡Cien millones de muertos para venir a descubrir el agua tibia!

Guaidó, el cambio y la esperanza

Antonio Sánchez García's picture

Todo proceso histórico es inédito. También el venezolano. Y a pesar de contar con tantos obstáculos, muchos de ellos productos de nuestra propia inmadurez, el nuestro ha sabido satisfacer las dos máximas aspiraciones que han guiado nuestra conducta: superar esta tragedia por medios pacíficos y constitucionales. Secuestradas las fuerzas armadas como nunca antes, ni siquiera como en tiempos de Marcos Pérez Jiménez, una salida insurreccional que pudiera contar con su respaldo, como sucediera al término de su dictadura, se ha mostrado inconducente.

Guaidó y las edades de la transición

Antonio Sánchez García's picture

¿Por qué extrañas razones un joven de la generación RCTV, brotado durante la década pasada de las aulas de la UCV, como Stalin González, insiste en mantener con vida y compartir espacios en la Venezuela de la Nueva Democracia con la devastadora generación de Hugo Chávez Frías y Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Freddy Bernal, Jorge Arreaza y Tarek El Aissami?

Requiestcat in pace

Antonio Sánchez García's picture

A mis muertos, in memoriam... En Venezuela también los muertos son asaltados. Decir profanados sería subir de categoría el despojo, en cualquier país medianamente decente impensable, de que son víctimas las tumbas, ahora también del Cementerio del Este. Para mis lectores que disfrutan de la inmensa fortuna de no vivir en la Venezuela bolivariana debo explicarlo: el Cementerio del Este es el mejor cementerio del país.

Los Ejércitos de Chile y Venezuela: Orgullo y humillación

Antonio Sánchez García's picture

Más allá de toda ideología, un profundo respeto recíproco marcó las relaciones de Salvador Allende, desde mucho antes de su acceso al Poder, con las Fuerzas Armadas de su país. Sabía, y lo supo con espanto y dolor cuando llegaba al fin de sus días, que constituían un muro infranqueable a toda política que transgrediera los principios constitucionales y la estabilidad del sistema de dominación tradicional, de los que eran y continúan siendo, en última instancia, los garantes.

Quien quiera la paz, que prepare la guerra

Antonio Sánchez García's picture

El mundo tardó una década en comprender la inmensa dimensión del mal representado por Hitler y el nacionalsocialismo y caer en cuenta que la insistencia en buscar desvíos a su responsabilidad moral pretendiendo impedir el monstruoso daño que el caporal austríaco le infringía a la humanidad recurriendo al diálogo, al entendimiento y al pacto no era sólo un inútil ejercicio diplomático sino una criminal y suicida irresponsabilidad. Peor aún: un ominoso contubernio con el genocida.

Pablo antillano in memoriam

Antonio Sánchez García's picture

Antillano y caribeño, venezolano hasta la médula de sus huesos, deslumbrante en su despierta inteligencia y su cultura, Pablo Antillano se nos ha ido. Cuando tan útil le hubiera sido a la cultura y al periodismo cultural que cultivaba con tanta gracia, con tanta enjundia, con tanta autoridad y conocimiento. La muerte no lo quiso.

Cien años de soledad

Antonio Sánchez García's picture

Si la democratización de Alemania tras su derrota en la Segunda Guerra hubiera quedado entregada a su libre albedrío, jamás se hubiera liberado del nazismo. De hecho, en donde quedó entregada a la voluntad de la Unión Soviética, precisamente en el sector del antiguo territorio que quedara sujeto a las fuerzas invasoras del Ejército Rojo, se asentó una dictadura tanto o más cruenta y despiadada que la del mismo Tercer Reich.

Notas sobre la amnistía y la transición chilena

Antonio Sánchez García's picture

“Mi primera actividad política nada más entrar por primera vez en mi calidad de presidente de la República al Palacio de La Moneda fue citar a mi despacho al general Augusto Pinochet Ugarte, Capitán General, Comandante de las Fuerzas Armadas chilenas y jefe de la Junta de Gobierno derrotado durante le celebración del plebiscito. ‘Usted puede imaginarse la razón de este encuentro’ – le dije cortante. ‘Me lo imagino, Señor Presidente’, me respondió. ‘Quiero solicitarle la irrevocable renuncia a su cargo y su retiro inmediato de las Fuerzas Armadas’ – le agregué.

La bella y la bestia

Antonio Sánchez García's picture

Dicen lo mismo, pero en distintas tesituras y con otros instrumentos: Eduardo Fernández con violines, flautas y clarinetes. Claudio Fermín con tubas, trombones y cornos. Son la bella y la bestia de la inteligencia política cuarto republicana. El político versallesco y el tribuno popular. Identificados ideológicamente con el socialismo de José Luis Rodríguez Zapatero y con el eclecismo progre de Alejandro Mario Bergoglio. Se resumen en el clamor por el entendimiento, la sumisión y la obediencia al fait accomplie, al factum, a la realitas.

Este 23 de Enero

Antonio Sánchez García's picture

¿Quién iba a imaginarse hace sesenta y un años que en otro 23 de enero, pero del 2019, el mismo pueblo que empujaba a la caída del General Marcos Pérez Jiménez e invocaba el respaldo de las fuerzas armadas libertadoras, con el apoyo y consentimiento de comunistas, socialdemócratas y socialcristianos, volvería a la carga, pero en un sentido diametralmente opuesto?

Guaidó: soberano por la razón y la fuerza

Antonio Sánchez García's picture

Si en alguna ocasión Venezuela llegó al llegadero, digamos: al final de su viaje, al borde del abismo y a un paso del sepulcro, fue en ésta. No se trata de una crisis cualquiera, ni siquiera de las que Antonio Gramsci consideraba ser crisis orgánicas. Una crisis sistémica que pueda ser resuelta mediante retoques cosméticos, concesiones, alianzas, diálogos, acomodos. Incluso constitucionales. Que Monagas tenía absoluta razón cuando decía que con una Constitución se podía hacer “casi” todo.

Guaidó: retardos imperdonables

Antonio Sánchez García's picture

“Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional.” Artículo 233, Constitución de la República Bolivariana de Venezuela".

Los jueces de la injusticia

Antonio Sánchez García's picture

El Grupo de Lima, con la inmensa autoridad que da la representación de las más importantes naciones de América Latina, acompañada por las principales naciones democráticas del orbe, ha sabido ratificar y poner al desnudo la ilegalidad y la ilegitimidad que rodea al dictador venezolano Nicolás Maduro.

Cuba, la piedra de tranca

Antonio Sánchez García's picture

1 Cuando a mediados de abril de 2015 se produjo el promiscuo abrazo de Barak Obama con Raúl Castro durante la Cumbre de las Américas, en Panamá, refrendado por Jorge Alejandro Bergoglio y reafirmado por la decisión de los demócratas norteamericanos de pasar la página del enfrentamiento inaugurado en 1959 por Fidel Castro, Dwigt Eisenhower y Nikita Kruschov, debió habernos quedado claro que nuestro destino no se decidiría en Venezuela sino lejos de nuestras fronteras: el país había quedado entregado a la suerte de lo que finalmente decidieran Cuba, Rusia, China y los Estados Unidos.

Meditaciones sobre la guerra y la paz

Antonio Sánchez García's picture

1. De la Historia de la Guerra del Peloponeso, del historiador y militar ateniense Tucídides, que debí casi que memorizar en mi primer año de estudio de historia universal con Genaro Godoy, el catedrático de historia antigua del mismo Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile donde en los años treinta aprendiera y enseñara Don Mariano Picón Salas, se deduce lo que hecho épica ya había sido suficientemente esclarecido por Homero: no es la paz el estado normal de las relaciones entre los pueblos; es la guerra. La guerra es la política por otros medios, diría Von Clausewitz.

Saliendo del pantano

Antonio Sánchez García's picture

Si las referencias son Lula o Bolsonaro, Cristina Kirchner o Mauricio Macri, Michelle Bachelet o Sebastián Piñera, Gustavo Petro o Iván Duque, Nicolás Maduro o María Corina Machado, Hillary Clinton o Donald Trump, Pedro Sánchez o Mariano Rajoy los frentes no pueden expresarse en referentes más claros, distintos y específicos. Por sobre las circunstancias concretas en que compiten, las izquierdas desdeñan e incluso desprecian todos los valores culturales, políticos, morales e ideológicos establecidos. Y mucho peor que cobardes, son aviesas y traicioneras.

Por un pacto por la libertad de Venezuela

Antonio Sánchez García's picture

Mientras le entrega el Arco Minero y PDVSA, ya en ruinas, es cierto, pero aún con las mayores reservas petrolíferas del mundo, al ex espía y mayor de la KGB Vladimir Putin, quien en un gesto de discreto agradecimiento le presta sus bombarderos nucleares para llamar la atención y provocar a Donald Trump, a Jair Bolsonaro e Iván Duque, Nicolás Maduro complementa la medida atacando de frente al electo presidente del Brasil y a sus principales aliados, a quienes acusa de montar una conspiración para invadir Venezuela y sacarlo del Poder.

Pages