Nuevo derrame de petróleo se produjo en Anzoátegui

Un derrame de petróleo, de unos 100 metros de largo y 20 metros de ancho, se produjo nuevamente en el sector San Vicente de la comunidad indígena de Santa Rosa de Tácata, municipio Freites.

El brote se presentó este jueves y según dijeron vecinos y pequeños productores afectados, es el segundo que ocurre en la zona en menos de 15 días.

Según cálculos de los campesinos, en los últimos dos años y medio, la deteriorada tubería de la empresa Pdvsa se ha fracturado al menos 10 veces en este y otros sectores que conforman la comunidad, incluidos los dos que se han presentado durante el 2014.

Los habitantes, molestos y cansados de esperar soluciones, retuvieron desde el domingo dos equipos de trabajo de Pdvsa (una máquina lowboy y una gandola) para ejercer presión.

La idea es lograr que gerencia de la empresa resuelva el problema de forma definitiva.

Esta comunidad tiene más de cinco mil habitantes y está conformada por ocho sectores (La Isla, La Leona, Trapichito, San Vicente, Paramán, Capachito y Tonora). Ahí la mayoría son pequeños productores que viven de esta actividad, por lo que los contínuos derrames les han generado pérdidas económicas.

El productor Sergio Patete indicó que en año y medio, el hidrocarburo ha dañado gran parte de sus tierras y ha llegado hasta la laguna, provocando la muerte de ganado, pérdidas de siembras de maíz, yuca y frijoles.

Limitaciones

Este año, campesinos se han limitado debido a las constantes fugas.

En San Vicente, 17 productores tenían planificado cultivar este mes, 300 hectáreas de maíz y las tienen paradas. “Al llegar las lluvias, el petróleo se puede regar y la perderán”, sostuvo Patete.

Aseguró que la empresa, después de los derrames, limpia el terreno dañado y no le coloca tierra nueva, por lo que no sirve para la siembra.

“No cambian la tubería, sigue deteriorada. Tiene muchos años ahí instalada. A mí se me ha muerto el ganado al consumir agua contaminada de petróleo”.

El productor Elio José Martínez agregó que pensaba sembrar 45 hectáreas de maíz, pero “no me voy a arriesgar, se puede contaminar”.

Dijo que en reiteradas oportunidades han pedido que cambien los tubos, cancelen las pérdidas y saneen la zona.

“Se han firmado minutas y no responden. Se comprometieron a realizar obras sociales, colocar unidades de transporte y construir viviendas y no han cumplido”.

René Campos, productor, añadió que “la salud de todos los habitantes está en riesgo. Si siguen ocurriendo los derrames, pueden contaminar el río Tácata y hasta los pozos de agua de la zona”.

A las 11:00 am de ayer, se esperaba que gerentes de Pdvsa (Punta de Mata), se reuniera con productores para buscar soluciones, pero no se presentaron. Acudieron funcionarios de la Guardia Nacional y trabajadores que dijeron no tener ingerencia en las decisiones.

Los habitantes seguirán con la toma hasta que les den respuestas . Hicieron un llamado al gobernador Aristóbulo Istúriz para que sirva de mediador. También le piden que lleve el gobierno de calle a la comunidad, pues “hay muchas carencias”.

La salud de todos los habitantes está en riesgo. Si siguen ocurriendo los derrames de petróleo, se puede contaminar el río Tácata y hasta los pozos de agua de la zona.

Fuente: El Tiempo

AJ

Categoria: