Muere el octogenario príncipe heredero de Arabia Saudí

También ministro de Defensa, el príncipe heredero se encontraba desde junio en EEUU para recibir atención médica y en julio se sometió a una operación quirúrgica sin que trascendieran noticias sobre su salud.

Sin embargo, el príncipe Sultán, hermanastro del rey Abdalá, ha estado ausente de la esfera política durante los últimos años debido a su salud quebradiza que lo obligó a pasar largos periodos en el extranjero.

Nacido en 1928, según su biografía oficial, el príncipe Sultán dirigía desde 1963 el Ministerio de Defensa y de Aviación de Arabia Saudí, un país clave en la política regional y principal exportador de petróleo. Tras el fallecimiento del rey Fahd, su hermano, en agosto de 2005, y la entronización de su hermanastro Abdalá, Sultán se había convertido en príncipe heredero y vicepresidente del Consejo de Ministros, conforme a la ley sucesoria por la que se rigen los Al Saud.

A la edad de 19 años, en 1947, el príncipe Sultán se convirtió en gobernador de Riad. En 1982 pasó a ser el segundo vicepresidente del Consejo de Ministros, o sea el número tres en el orden sucesorio. El príncipe Sultán modernizó las fuerzas armadas saudíes, mediante la firma de importantes contratos armamentísticos con Estados Unidos y Gran Bretaña.

En 1985, su país firmó con Gran Bretaña un megacontrato de venta de armas a Riad de más de 40.000 millones de dólares. Este contrato suscitó una viva polémica en Londres después de que el primer ministro Tony Blair bloqueara, en nombre del "interés general", una investigación sobre presuntos sobornos a miembros de la familia real saudí por parte del grupo BAE Systems.

El príncipe Sultán rechazó a EEUU el uso de las instalaciones militares saudíes durante la guerra lanzada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra los talibanes en el poder en Kabul. En marzo de 2003 se negó a autorizar a las fuerzas estadounidenses la utilización del territorio saudí para atacar a Irak.

El príncipe Sultán no quiso limitarse nunca a la Defensa y se pronunció públicamente sobre la política del reino, especialmente sobre el proceso de reforma política, o sobre temas diplomáticos. Según fuentes diplomáticas, tenía cáncer, aunque oficialmente nunca se ha revelado la enfermedad que padecía. Con el fallecimiento de Sultán, el príncipe Nayef, de 78 años, ministro de Interior y también hermanastro del rey, figura en segunda posición en el orden sucesorio, tras su nombramiento en marzo de 2009 como segundo vice primer ministro. AFP

Categoria: